Noticias

Los hijos de las mujeres detenidas en la Unidad 8 de Los Hornos visitaron a sus madres, sorprendiéndose con el gran festejo que allí los esperaba por el Día del Niño. El evento estuvo organizado por la Dirección de Vinculación, Gestión y Planificación de Políticas Institucionales del SPB.

Los pequeños llegaron al Penal acompañados por familiares. Antes de encontrarse con sus mamás, recibieron cereales, golosinas, snacks y juguetes, donados por la ONG Remar Argentina, que también aportó elementos de higiene, leche en polvo y hamburguesas para el almuerzo. Gracias al trabajo del Departamento de Culto No Católico, a cargo de Luis Madera, dependiente de la Dirección General de Asistencia y Tratamiento, se estableció el nexo con la mencionada organización, que, además, no dudó en acercar un inflable para que los chicos jugaran toda la tarde.

“Lo de hoy es el resultado de más de dos meses de trabajo. La iniciativa surgió con la idea de gestar una jornada inclusiva en la que el día del niño atravesara al personal y a los nenes que, solamente, están un ratito con sus madres. Hoy logramos una sonrisa, tanto en las penitenciarias, como en las mujeres que se encuentran privadas de su libertad y vieron a sus hijos felices”, comentó la directora de Vinculación, Gestión y Planificación, Valeria Sampayo.

La alegre jornada continuó con un show del grupo de circo Rukuka. La pareja de artistas realizó una muestra que incluyó malabares y equilibrio. También bailaron y, con música, animaron a los presentes. Luego, una de las internas, muy querida por los menores que tres veces a la semana visitan a sus madres, se calzó un traje de payaso y divirtió a grandes y chicos, poniéndose en la piel de “Tío Nacho Manzanilla”.

Tras la chocolotada y las galletitas que aportó la empresa Cookies, llegó el momento más esperado del día. Las internas madres, participaron de un sorteo con interesantes premios donados por la empresa Argentrade SRL. Quienes resultaron beneficiadas, obtuvieron cochecitos, cunas, butacas de auto y juguetes para sus pequeños.

“Es muy lindo recibir a los nenes con un festejo tan hermoso. Están felices y agradecidos por todo lo que recibieron. Va a ser triste el momento de la despedida, pero me alegra saber que cuando lleguen a la casa, con su abuelo, van a tener cosas ricas para comer y lindos juguetes para compartir con sus hermanos”, comentó Lea, una de las penadas.

La Dirección de la Unidad acompañó la organización, mientras que la Subjefatura y la sección Talleres, contribuyeron con la logística. Finalmente, antes de partir, cada nene recibió una caja con libros de cuentos, témperas, marcadores y cartulinas que, desinteresadamente, donaron Kapeluz, Uranito, Ateneo Cuentos y Tecnographic.

Compra YA, tu calendario Solidario

s5 logo

Revista Mensual: