Noticias

En la zona de Villa Fátima en la ciudad de La Paz, Bolivia la ONG REMAR ha habilitado un hogar transitorio para refugio de niños de la calle con sus madres, quienes permanecen allí durante el tiempo del confinamiento debido a la Pandemia por la COVID-19, un lugar donde pueden pasar la cuarentena sin estar expuestos al frío, contagios y extrema necesidad que se vive en las calles.

Los misioneros y voluntarios de REMAR SOS en esa ciudad, conscientes que la mayoría en este refugio son niños que no tienen ningún recurso, ni nada para entretenerse, se desplazan hasta allí llevándoles comida caliente, ropa, juguetes y juegos clásicos, lo que ha provocado una gran alegría, ya que son momentos muy difíciles los que les está tocando vivir y los gestos de amor por parte de los voluntarios de REMAR son un regalo para todos.

“Los niños de la calle necesitan de nosotros, ellos no saben lo que pasa, solo quieren ser felices, y no teniendo nada para distraerse encerrados, se han emocionado mucho, hasta con lágrimas recibieron su regalito, que de alguna manera les ayudará a disfrutar estos días de cuarentena. Seguimos pensando en la gente más necesitada.” nos informa el equipo de voluntarios de REMAR SOS en La Paz.

Desde aquí hacemos un llamado a la solidaridad de personas, empresas y colaboradores en Bolivia para que unan esfuerzos con los voluntarios de REMAR SOS y puedan seguir alcanzando a más niños y personas que están pasando mucha necesidad.

Todos podemos ser parte de estas historia de amor porque “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.” Juan 15:13


FACEBOOK INSTAGRAM WEB

Revista Mensual: