Atención a personas afectadas con el con SIDA

La aparición del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida de una forma generalizada en ciertos colectivos (toxicómanos, homosexuales, etc...) ha abierto un nuevo marco de imperante necesidad y por lo tanto un área de actuación de las instituciones que trabajan en área de marginación.

Habida cuenta del rechazo social que produjo esta aparición, creando situaciones de verdadera crispación en personas que se encontraban con una enfermedad de extremada gravedad, era necesaria la actuación en defensa de las personas que estaban sufriendo esta tragedia en sus vidas.

Nuestra asociación, en virtud de lo anteriormente expuesto, y ante la realidad de que personas que estaban siendo atendidas en nuestros centros sufrían esta enfermedad, sintió la necesidad de dar respuestas concretas, comenzando por dar un trato adecuado a estos enfermos, para lo cual fue necesario adaptar nuestra actuación e instalaciones a su cuidado.

Hemos creado y puesto en funcionamiento casas de acogida para el cuidado de enfermos de SIDA en situación inicial. En la actualidad contamos con un centro en Guatemala, en República Dominicana y otro en El Salvador, dedicados a bebés y niños afectados por el V.I.H, abandonados y enviados por el Gobierno a nuestros centros.

 

Ante la aparición del SIDA entre personas que estaban siendo atendidas en nuestros centros, la asociación no consideró oportuno enviarlos fuera para su tratamiento, sino que adquiriendo una postura responsable ante esta nueva circunstancia, se procedió a su cuidado en los mismos.

Siendo una de las enfermedades más extendidas por ciertos países subdesarrollados, nos vimos en la necesidad de adoptar las oportunas medidas para ayudar a este tipo de enfermos e instruirles en las medidas de precaución a tomar para evitar su contagio y agravar el problema.

Hemos sido espectadores de cómo en muchas asociaciones, aunque no expulsaran a las personas que venían tratando, exigían, a partir de la aparición del SIDA, la realización de analíticas para evitar la entrada a sus centros de personas afectadas.

Hogar SANISI en República Dominicana.

 

Nuestra postura fue la de seguir admitiendo a cualquier persona que viniera, y si surgía el problema de la enfermedad, hacernos cargo de esta circunstancia y atenderles en la misma.

Como consecuencia del desarrollo de la enfermedad, ha habido también personas que fueron a vivir con sus familias, manteniendo la asociación su seguimiento a través de los programas de hospital y visita domiciliada.

El principal objetivo es el mantenimiento de una actividad lo más normal posible en los enfermos de SIDA y evidentemente su cuidado en las situaciones que así lo requieran, control médico en su hospital correspondiente, información de la familia, etc.

También consideramos importante una información adecuada del enfermo sobre su situación y la enfermedad.

Hogar SANISI en Guatemala y República Dominicana
s5 logo

Revista Mensual: