Salvando a niños con Sida

Este síndrome es un grupo de síntomas clínicos que concurren y constituyen una enfermedad o una condición fisio–patológica anormal

Guatemala, un país en donde más del 80% de la población es pobre, y cada día la diferencia entre las clases sociales, medios de vida y supervivencia, se limitan más para las familias de escasos recursos y personas con problemas de marginación social.

Es lamentable ver que un alto porcentaje de esta población está formada por niños, los cuales son víctimas propiciatorias de las condiciones de vida casi infrahumanas dentro de las cuales han nacido, y/o que sus familias pueden y de hecho les ofrecen.

Aunque existen muchos problemas muy serios que afectan directa e indirectamente a la población infantil de Guatemala, uno de los azotes de los que menos conocimiento tenemos y del que menos se da información, es acerca del virus que ha venido afectando no solamente a nuestro país, sino a todo el ámbito mundial: el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).

Este síndrome es un grupo de síntomas clínicos que concurren y constituyen una enfermedad o una condición fisio–patológica anormal, que en este caso produce un efecto (deficiencia) del sistema inmunológico, el cual es el encargado de defender nuestro organismo contra las diversas enfermedades que pueden eventualmente afectarnos. El SIDA se ha convertido en el epicentro de la atención mundial desde 1981 dados sus efectos devastadores, y existen muy pocos datos confiables acerca de su propagación en Guatemala, y por ende, casi ninguna información sobre la cantidad de niños que diariamente sufren por este flagelo, y que mueren a causa de esta enfermedad por falta de atención, cuidado, y carencia de recursos medicinales, materiales y humanos.

s5 logo

Revista Mensual: