Adolescentes en Remar

 

Consideramos una obligación social la atención a la juventud para que en aquellos aspectos en los que por las circunstancias que fueran se encuentran faltos de dicha atención, sean compensados y pueda haber una equidad en sus oportunidades. La actuación ha de contar con una capacitación global y formación integral en la que el joven pueda sentirse ubicado y pueda ir desarrollando su propia personalidad.

 

En cada sociedad establecida nos encontramos con un colectivo especialmente delicado que es la juventud, y aunque hay jóvenes que de forma personal o a través de sus familias van encontrando una dirección de sus vidas en la sociedad, la mayoría de los jóvenes se encuentran ante un mundo desconocido que muchas veces no entienden y con el que tienen que enfrentarse para desarrollar su vida.

Es de todos conocida la aparición de movimientos juveniles que como expresión común tienen la rebeldía al sistema. Creemos que los padres deben tener un especial interés en promocionar y organizar actividades alternativas a las que ofrece la sociedad de consumo, ya que en términos generales las posibilidades de un joven de ocupar su ocio están prácticamente basadas en aquellas iniciativas empresariales que van a ofrecer servicios a la juventud con el único fin de lucrarse, véase en este concepto discotecas y entidades "recreativas" donde difícilmente se puede pensar en una educación sana del joven, sino más bien un inicio al consumismo.

Nos encontramos también con los clubes deportivos y culturales que están realizando una buena labor entre la juventud, pero que en muchos casos sólo buscan encontrar a personas con cualidades excepcionales que cubran las filas de sus respectivas disciplinas discriminando al incapaz y al mediocre, creando clases de elite.

La actuación que consideramos necesaria ha de ser una capacitación global y con una inspiración integral en la que cualquier joven pueda sentirse ubicado y pueda ir desarrollando una personalidad propia.

Es cierto que el tiempo libre no es el único problema de la juventud, sino que su integración social es quizá todavía más importante de atender, ya que el joven en muchas de las ocasiones no se siente identificado ni con la sociedad en que vive ni con su propia realidad y en otras el problema consiste en que la sociedad no provee los medios para que el joven pueda integrarse sino que espera que el esfuerzo necesario lo realice él.

Por otro lado nos encontramos con jóvenes que lejos del consumismo se hallan inmersos en una tremenda pobreza y carencia de recursos, que les imposibilita acceder a cierto tipo de ocio del cual disfrutan jóvenes de su edad, lo cual les conduce a buscar dinero de forma rápida y relativamente fácil. De este modo se recurre a la comisión de delitos contra el patrimonio, que en algunos extremos desencadenan en delitos más graves aun. Desde nuestra asociación se intenta apartar a estos jóvenes de las calles, evitando la comisión de delitos, y proporcionándoles diferentes formas de esparcimiento.

En función del conocimiento de estas realidades y partiendo desde la existencia de jóvenes en nuestra Asociación, nos propusimos tomar iniciativas que pudieran paliar la posibilidad de desarreglos y el surgimiento de problemas serios, primeramente en la juventud que teníamos en nuestro entorno de trabajo y por ampliación a todo aquel que pudiera beneficiarse del mismo.

s5 logo

Revista Mensual: