Participacion en el desarrollo

Consideramos que la mejor manera de librar a una población de la extrema pobreza es haciéndola partícipe en su propia solución, enseñándoles a trabajar, a desarrollar sus capacidades productivas, preparándoles para ser agentes de cambio en su país, propiciando en ellos un cambio de actitud ante su realidad, utilizando sus recursos humanos y naturales, para modificar su entorno con vistas a una mejora.

Propiciar la participación juvenil implica generar ciertos cambios en las estructuras vinculares que se establecen entre los miembros de un proyecto. La participación requiere un aprendizaje de toma de responsabilidades que les cuesta asumir a los jóvenes y plantea dificultades de delegación a los adultos. Pero éstos últimos deben saber que nuestros jóvenes necesitan sentirse útiles, activos, participativos, provechosos, integrados en el desarrollo de los proyectos de Remar, para ver el fruto de su esfuerzo y trabajo.

Por eso, Remar impulsa la participación de nuestros jóvenes en diferentes proyectos de desarrollo, en los cuales puedan intervenir y colaborar con entusiasmo y motivación, siendo conscientes de que su función es valiosa, fructífera y rentable.

El adulto tiene una participación muy importante no delegable y es necesaria su participación para manejar y aliviar las tensiones que se producen en la relación con los jóvenes en el momento de ejercer la autoridad. Este sistema, a su vez, permite entrenar a los adolescentes en ciertas conductas de disciplina y responsabilidad en el trabajo y otorgarles conocimientos, habilidades, comportamientos, valores, que pudieran ser requeridos, para la formación a iniciar.

Estimula el compromiso y ayuda a tomar conciencia de la responsabilidad versus la recepción pasiva asistencialista. A medida que maduran, los adolescentes buscan la sensación de pertenecer a algo. Aprenden, crecen y prosperan cuando se les da una amplia variedad de oportunidades de influir en su entorno. Las aportaciones que los adolescentes hacen en sus hogares, escuelas y comunidades, y pueden inspirar y consolidar un cambio duradero. Pueden transformar el mundo.

s5 logo

Revista Mensual: