Metas y objetivos

La educación es un elemento vital para garantizar una mayor calidad de vida a todos los niños y niñas y un mundo mejor para todos. Pero si se descuida la educación de los niños, estos objetivos serán inalcanzables.
El objetivo de REMAR es conseguir la escolarización del mayor número posible de niños y niñas y garantizar que continúen su escolarización y se les dote de los instrumentos básicos necesarios para abrirse camino en sus vidas. REMAR está invirtiendo recursos en llevar a los niños y niñas a la escuela y en mantenerlas en ella hasta tanto hayan completado su enseñanza básica. REMAR, que tiene el mandato de servir a los grupos más marginales, se ha centrado en niños sin recursos, abandonados, huérfanos, enfermos de sida, como grupo mayor excluido de la educación.

REMAR tiene las siguientes metas a alcanzar:

  • Llegar hasta las niños y niñas en situación de riesgo y exclusión de cada país donde está presente, y encaminarlos a la escuela.
  • Proporcionar apoyo y asistencia técnica a sus respectivas sedes para mejorar el acceso de los niños más difícilmente accesibles o que sufren las peores situaciones de discriminación.
  • Apoyar el desarrollo y la puesta en práctica de acciones específicas para reducir las diferencias de género, a la vez que se potencia la matrícula y la asistencia global a la escuela.
  • Promover la calidad en la educación, como método para estimular el acceso a la misma.

 

ESPECIFICACIÓN DEL PROGRAMA

GUARDERÍAS: De 0 a 4 años. Se pretende conseguir los siguientes objetivos:

  • Conocimiento del medio físico.
  • Conocimiento del medio social.
  • Comunicación.
  • Los niños comienzan a tomar contacto con su entorno, distinguiendo objetos, colores, etc.

PREPRIMARIA: De 4 a 6 años.

  • Uso de expresión musical y corporal.
  • El aprendizaje del menor con otros niños fomenta la solidaridad en el grupo, y se inician en los comportamientos reales, creando relaciones afectivas de amistad.
  • Los niños comienzan a conocer el alfabeto, números, palabras.
  • La música es una de los elementos educacionales más relevantes en los niños.
  • Se les enseñan canciones que asociarán a diferentes conceptos.
  • La realización de movimientos en el espacio siguiendo el ritmo de las notas, beneficia a su desarrollo psicomotriz.
  • Se imparten clases de pre-matemáticas, música, pre-lectura, ciencias (contacto con la naturaleza), educación física, manualidades.

PRIMARIA: De 6 a 12 años.

  • Incluyen clases de matemáticas, lengua, música, idioma, educación física, ciencias, sociales, artes plásticas.

SECUNDARIA: De 12 a 15 años.

  • Ampliación de las materias estudiadas en otras etapas.
  • Estos programas variarán dependiendo de los países en que se implanten y de la política educativa desarrollados en los mismos. 

 

CALIDAD EN LA EDUCACIÓN

Somos conscientes de que la educación de calidad es un elemento clave para vencer la pobreza en sólo una generación. La educación de calidad es fundamental para crear un futuro de seguridad humana, desarrollo comunitario y progreso nacional. Se trata de un desafío sin precedentes y, a la vez, de una oportunidad única. 
Niñas y niños comparten el mismo derecho a una educación de calidad. Sin embargo, si se analiza la asistencia escolar, el "déficit de género" es demasiado evidente. En 1990, el 20% de los niños en edad de escolarización primaria no asistían a la escuela, y de ellos, dos tercios eran niñas. En 2000, el número de niños sin escolarizar se había reducido a unos 125 millones, en todo el mundo; de éstos, 66 millones eran niñas. Y aunque hoy hay más niños que nunca en las escuelas primarias de todo el mundo, son demasiados los que no asisten, y de éstos la mayoría son niñas.
No tiene mucho sentido permitir a un niño que se matricule en una escuela si la calidad de ésta es tan baja que hace que el niño no asista, no adquiera los conocimientos básicos o no consiga una preparación para la vida activa.
Los progenitores que solo disponen de recursos limitados afirman que la calidad de la educación tiene una función importante en su decisión de mantener a sus hijos en la escuela o de hacer que la abandonen. Si los niños no aprenden, si lo que aprenden no es de utilidad o si el ambiente en la escuela no es seguro para ellos, los progenitores no realizarán el esfuerzo de enviar a sus hijos a la escuela.
Tener una buena calidad de educación en nuestros colegios, es uno de nuestros principales objetivos, si queremos que los niños accedan a la escuela y asistan a ella regularmente. 
En REMAR disponemos de un gran número de escuelas con una educación de calidad, con material escolar, libros, lápices, y profesores bien formados. Tenemos en cuenta el número de niños que termina el ciclo escolar, y más allá de este dato, lo que sucede en la escuela y fuera de ella, cuando el niño o niña llega al hogar, sus actitudes y comportamientos, sus inclinaciones y aspiraciones, su motivación y entusiasmo por los deberes y estudios, etc. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los niños que acuden a nuestros colegios benéficos, han sufrido situaciones de emergencia, malos tratos, abandono, desnutrición, desamparo, trabajos forzados o VIH/SIDA.

APADRINA UN MAESTRO

Un buen maestro hace la diferencia.

Corrupción, violaciones, drogadicción, asesinatos, emigrantes a países del primer mundo que luego se flagelan en prostitución por causa de ignorancia académica e inadaptación social, son el triste resultado de lo que abunda en países del tercer mundo. Efectos que tienen sus causas por familias desestructuradas, abandono, maltrato infantil, pero principalmente a la formación académica que en la mayoría de los casos es inexistente.

Por eso les presentamos un nuevo proyecto, PAM (Proyecto de Apadrinamiento de Maestros) con el objetivo principal de costear los sueldos de maestros en diferentes regiones del mundo, recuperando a aquellos educadores que, teniendo la formación académica para tal cometido, han dejado sus profesiones en busca de una actividad que les permita vivir; por ello, queremos ofrecerles una propuesta por la cual puedan volver a las aulas con los sueldos dignos que les permitan mantener a sus p ropias familias en estos países subdesarrollados.

Dice el viejo proverbio popular que "el saber no ocupa lugar", pero este saber, implica una gran inversión de recursos, tiempo y aptitud por parte de los profesores para que los educandos tengan la atención necesaria de forma directa y gratuita. Tú, como persona que estás leyendo este artículo, sabes que una persona que no sabe leer ni escribir es fácilmente influenciable por no discernir con sabiduría; pudiendo llegar a convertirse en víctimas de la inescrupulosidad de unos pocos "privilegiados".

Para llevar a cabo este proyecto es necesario tu compromiso, con solo 6 Euros al mes para costear la educación de miles de niños en distintos países del mundo (Paraguay, Guatemala, Nicaragua, Salvador, Ecuador, Perú, Colombia, Angola, Burkina Faso, Ghana, Costa de Marfil, etc.) que necesitan de tu ayuda para alcanzar un futuro con grandes oportunidades. Ya sea que quieras hacerlo personalmente con una contribución mínima o si formas parte de una institución privada espaZola, puedes apadrinar a un maestro de nuestras escuelas benéficas misioneras. Todo niño que acude a un colegio y recibe una formación integra, es un niño privilegiado, ¿y qué hay de aquellos que no tienen esta misma oportunidad?

 

¡Dales tú ese privilegio!

Colabora en la educación de ellos... APADRINANDO UN MAESTRO.

s5 logo

Revista Mensual: