Vidas Salvadas

 

Quiero contaros mi historia...

Mi nombre es Adriana Caballero y llegue a la fundación Remar Bogotá en el año 2003 por encontrarme primero salida de la cárcel y sin posibilidades de trabajo o ayuda así que ingresé con 2 hijos y tuve toda la ayuda, como educación para mis hijos, una labor para desempeñarme, amor en abundancia. En la actualidad estoy casada con un hombre rehabilitado en esta fundación y tenemos una pequeña niña de 7 años que nació en esta obra social y a la cual servimos como voluntarios en este país.

Mi esposo se llama Mauricio Mejía e ingreso inicialmente en el año 2001 para rehabilitarse del consumo de cocaína que por 15 años llevaba, pero al año se retiro y volviendo a ingresar en tres oportunidades más durante los dos años siguientes, tomando una decisión en el año 2004 de cambiar su vida y querer rehabilitarse. En la actualidad estamos casados, matrimonio que fue en nuestra iglesia Cuerpo del Mesías y trabajamos como voluntarios muy agradecidos por la restauración de nuestras vidas y también a la incorporación a la sociedad como personas productivas para bien.

 

Ver mas testimonios

Compra YA, tu calendario Solidario

s5 logo