Actividades de Remar Ecuador y Ministerios One Heart

Remar Ecuador trabaja en este país en favor de la infancia y de las personas más desfavorecidas. Desde sus comienzos, ha tenido como misión mejorar las condiciones de vida de los niños y niñas, familias y comunidades en las regiones más pobres, a través de proyectos auto sostenibles, de desarrollo integral y actividades de sensibilización.

 

Durante este mes de agosto, Remar y Ministerios One Heart se han unido para realizar actividades evangelistas y de apoyo a la comunidad, en las zonas más remotas del país.

One Heart Global Ministries, trabaja llevando apoyo a las zonas más apartadas de las regiones indígenas y ha abierto sus puertas a las niñas de la casa de acogida de Remar en Ecuador, junto con algunos de los jóvenes voluntarios para que se puedan unir a este viaje por las zonas indígenas. El realizar esta actividad ha sido muy beneficioso para cada uno de los jóvenes voluntarios que han participado, ya que han podido conocer algunos lugares y una realidad hasta el momento para ellos desconocida.

 

Se han visitado 4 comunas indígenas de las cuales una de ellas está ubicada en una zona a más de 4000 metros de altura, donde sólo llega el frío.

Remar junto con One Heart, han llevado a cada uno de estos niños alimentos, zapatos y lo más importante, el mensaje del evangelio de Cristo. El último día en favor de nuestras niñas de Remar, One Heart brindó una experiencia única y emocionante, pudiendo visitar la famosa ciudad de Baños, con múltiples actividades extremas y paisajes selváticos. Damos gracias a One Heart por su apoyo con Remar, su disposición en lugares inhóspitos y por su hermandad en Cristo.

 

La meta de Remar Ecuador es trabajar de forma voluntaria y luchar contra la marginación, el hambre, la deficiente nutrición, la miseria, la enfermedad, el subdesarrollo y la falta de instrucción; y realizar programas para erradicar las causas estructurales que las producen: la injusticia, el desigual reparto de los bienes y las oportunidades entre las personas y los pueblos, la ignorancia, los prejuicios, la insolidaridad, la indiferencia y la crisis de valores humanos y cristianos.

Remar, creando nuevas oportunidades.

 

«Sino que lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia» (1 Corintios 1.27-28).