REMAR, Pasión por las almas. ¡Contamos con tu ayuda!

¡Síguenos!

Como el continente más pobre, África se considera la región más susceptible del mundo al cambio climático debido a su vulnerabilidad e incapacidad para hacer frente a las consecuencias físicas, humanas y socioeconómicas del cambio climático. Sus propias condiciones geográficas implican que, aunque se consiga frenar el calentamiento global a 2oC, la región sufrirá un calentamiento superior a los 4oC, lo cual provocará el incremento de, al menos, un 10% del desierto del Sahara, lo que supone una grave desertificación en zonas como el Sahel y África meridional en donde se encuentran varias de las naciones más pobres del mundo.

África Occidental se está convirtiendo, por desgracia, en el bastión del terrorismo en África. Una situación cada vez más preocupante, El conflicto entre las fuerzas gubernamentales y los grupos armados vinculados al Isis y a Al Qaeda, en la parte occidental del Sahel, ha devastado gran parte de la región en la última década, provocando una importante crisis humanitaria. Casi 7.000 personas han muerto como consecuencia del recrudecimiento de los combates en el último año, según los datos del Proyecto de Datos sobre Conflictos Armados y Localizaciones. Según las Naciones Unidas, la violencia continua ha provocado el desplazamiento interno de más de dos millones de personas. La inestabilidad política casi permanente, la violación de los valores democráticos, la corrupción a gran escala, la pobreza cada vez mayor, el ascenso al poder de los cárteles de la droga y el oro ilegal, que contribuyen en gran medida a la financiación del terrorismo, están empeorando las condiciones sociales, políticas y económicas de esta parte de África.

El conflicto en la región del Sahel ha provocado una de las mayores crisis humanitarias del mundo, con 24 millones de personas que necesitan ayuda este año y 13 millones que padecen hambre, según la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA).

Qué está pasando

«La velocidad y escala de la tercera ola (de covid-19) en África no se parece a nada que hayamos visto antes«, decía Matshidiso Moeti, directora regional para África de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a principios de julio 2021. Hasta ahora, la situación sigue siendo crítica.

«En África las muertes han aumentado en un 80% durante las últimas cuatro semanas«, dijo Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS, el 30 de julio en conferencia de prensa.

«Gran parte de este aumento está siendo impulsado por la altamente transmisible variante delta«, explicó.

Qué hacemos

ANGOLA

BENÍN

BURKINA FASO

CABO VERDE

CAMERÚN

COSTA DE MARFIL

GAMBIA

GHANA

GUINEA ECUATORIAL

ISLAS MAURICIO

LIBERIA

MALÍ

MALAWI

MOZAMBIQUE

NIGER

NIGERIA

SENEGAL

SUDÁFRICA

SWAZILANDIA

TOGO

UGANDA

NOTICIAS

EnglishFrenchSpanish