Cascajares dona 500 raciones de capón a Remar estas fiestas.

Cascajares dona 500 raciones de capón a Remar estas fiestas.

La empresa CASCAJARES que tiene su Sede en la villa de Dueñas en Palencia ha donado a la ONG REMAR INTERNACIONAL 500 raciones de Capón Relleno para festejar las pasadas fiestas.

Esta emprendedora empresa que triunfa en Estados Unidos con la colaboración del Che español José Andrés tiene una gran tradición solidaria y, este año, ha querido compartir esa solidaridad con los voluntarios y residentes de REMAR. La donación se concretó en la Embajada de España durante el acto de presentación del Día de Acción de Gracias y en la foto que ilustra esta noticia, podemos ver al Excmo. Sr. Embajador de los Estados Unidos de América, Don Alan D. Solomont, el popular Chef José Andrés, Ejecutivos de CASCAJARES y el Secretario General de la ONGD REMAR INTERNACIONAL, Don Ramón Ubillos Salaberría.

La historia de Cascajares es la historia de dos jóvenes emprendedores, Alfonso Jiménez Rodríguez-Vila y Francisco Iglesias, que con 19 años, contando con pocos medios económicos y muchas ganas de trabajar, comenzaron a gestar el proyecto “Cascajares”: una empresa basada en la transformación de productos agroalimentarios. Eran dos compañeros perfectos en un apasionante viaje, Francisco era la cabeza y Alfonso el corazón.

Estirando mucho todos sus ahorros, las 160.000 pesetas que pusieron de capital inicial, la primera idea empresarial fue la de comercializar un capón entero enlatado: lo que era una locura para muchos suponía un reto para ellos… y funcionó. Apostando por esta línea de innovación unida a la tradición recuperaron un manjar de la cocina zamorana, las crestas de gallo, preparadas confitadas en grasa de pato. Una utopía que parecía no tener posibilidades de éxito y que a día de hoy se puede encontrar en las mesas de muchos de los mejores restaurantes de todo el mundo.

El éxito empresarial de Cascajares fue inevitablemente ligado con el personal. En 1998 Alfonso Jiménez recibió el premio “Empresario del año de la provincia de Valladolid”, otorgado por la Escuela de Empresariales de la ciudad. Durante ese mismo año el crecimiento de ventas y los beneficios permitieron mejorar las instalaciones de Cascajares, dejando atrás las naves alquiladas y las subcontratas a la hora de envasar y etiquetar productos. De Valladolid se trasladaron a la provincia de Palencia y con 30 millones de las antiguas pesetas crearon la primera fábrica de la empresa, en Villamuriel de Cerrato.

Un punto que tuvo muy claro Alfonso Jiménez, incluso cuando Cascajares no era nada más que un boceto en un papel, fue el de contar con la colaboración de personas discapacitadas. Para ello siempre ha contado en la fábrica con trabajadores con alguna discapacidad, física o psíquica, hasta llegar a día de hoy a casi un cuarto del total de la plantilla. Además, desde hace doce años promueve y organiza una subasta de capones con carácter benéfico. Su objetivo es recaudar fondos (casi 600.000€ hasta el momento) a favor de alguna fundación con fines benéficos. Reconociendo esta inquietud solidaria en el año 2007 S.A.R. El Príncipe de Asturias entrego a Alfonso Jiménez el Accésit a la Responsabilidad Social Corporativa dentro del marco de los premios al mejor joven empresario de España. Toda su Obra Social se convirtió en 2011 en la Fundación Cascajares cuyo fin es la inserción socio laboral de personas con algún tipo de discapacidad.

REMAR INTERNACIONAL agradece esta donación y la colaboración de la Embajada de Estados Unidos y desea al Pueblo Americano y a la Empresa CASCAJARES un año 2013 lleno de Paz, Amor y Trabajo.

REMAR 30 AÑOS de Amor al Prójimo… y solo es el principio.