Colegio de Remar Mozambique más de 17 años brindando educación en el sureste de África.

El Colegio Arca de Noé de la ONG REMAR en Mozambique a dado apertura al nuevo ciclo escolar del año 2019 dando educación de calidad, con principios y valores cristianos a más 575 niños que viven en los Hogares de Acogida de REMAR y también niños de las comunidades vecinas.

El Colegio Arca de Noé de la ONG REMAR en Mozambique a dado apertura al nuevo ciclo escolar del año 2019 dando educación de calidad, con principios y valores cristianos a más 575 niños que viven en los Hogares de Acogida de REMAR y también niños de las comunidades vecinas.

Haciendo un poco de historia en el año 2002 se vió la necesidad de abrir un colegio propio, ya que cada día iba incrementándose la cantidad de niños que ingresaban a los centros de REMAR en este país. La analfabetización es un problema muy grande en Mozambique y el deseo de los voluntarios de la ONG REMAR era desde un princípio crear una institución educativa de calidad para los niños que vivían en los hogares. Se dio inicio con el sueño de un colegio, dando clases bajo la sombra de un árbol, se contrataron profesores para dar clases a los niños y así comenzó este precioso proyecto educativo que hoy por hoy se ha convertido en un Colegio completamente legalizado y reconocido como uno de los mejores colegios de la zona de Machava.

En el año 2005 se logró abrir el Colegio con toda la infraestructura necesaria gracias a la colaboración de la fundación Goodwill Community Foundation que en un princípio colaboró para el establecimiento del centro educativo. En el año 2007 el Despacho Ministerial de Educación autorizó la legalización oficial del Colegio y hasta hoy sigue con sus puertas abiertas para los niños de REMAR y vecinos de la zona.

A lo largo del año 2018 todo el equipo de trabajo realizó una árdualabor para mejorar y restaurar las instalaciones del Colegio, se ha construido una enfermería, se extendió la zona de juegos, se ha pintado toda la escuela por fuera y por dentro, se ha mejorado el salón de fútbol, se ha renovado los baños para niños y niñas, se compraron nuevas mesas de estudio y material didáctico para los profesores. El colegio arca de Noé de la ONG REMAR en Mozambique cuenta con 15 grupos de clase con una media de 45 alumnos por clase, dieciséis profesores, un director, una secretaria, 5 personas para el mantenimiento del Colegio, ocho salas, una secretaría, oficina de dirección, sala para merienda, sala de pedagogía, sala de profesores, sala para personas de mantenimiento, una enfermería y dos áreas de aseos con baños para niños y niñas.

“Se empezó el nuevo año escolar en Mozambique, donde abrimos las puertas no solo para nuevos alumnos, sino también para nuevos desafíos, confiando en El Señor que será un año de bendición para todos nosotros, donde podremos una vez más dar enseñanza de mejor calidad y condiciones a todos nuestros niños, orientándolos no solo en sus estudios sino en el camino de Dios, pues la visión de nuestro Colegio es sembrar en cada corazoncito la semilla de la vida y regarla todos los días para que puedan conocer y reconocer al Padre que nos dio y da la vida por cada uno de nosotros”, nos cuenta Sara Figueiredo, misionera voluntaria de Remar Mozambique.

Es un largo camino recorrido en el Colegio de Remar Mozambique y también es muy largo el camino que queda por recorrer, pero siempre con la esperanza y la fe de seguir formando niños, niñas y jóvenes que aporten una nueva visión a la sociedad y que sean en un futuro hombres y mujeres de bien, con amor a Dios y al prójimo. Remar Mozambique educando y cambiando futuros.