Banco de Alimentos en Perú apoya Comedor Social.

REMAR trabaja en Perú desde 1991 desarrollando programas de atención a la población marginal, y como fruto de nuestro trabajo a lo largo de estos años, tenemos abiertos además de los hogares de acogida y rehabilitación, cinco comedores sociales en diferentes localidades del país.

 

El proyecto de abrir comedores Sociales en Perú, nace debido a que al hacer el programa Ángeles de la Noche (salíamos a repartir comida por la noche), en las zonas marginales de la ciudad de Lima, se observó la necesidad de muchas personas que también necesitaban alimentos durante el día, por lo que los misioneros voluntarios de REMAR en Perú, se pusieron manos a la obra para abrir estos Comedores Sociales.

Además, en los últimos meses, en un país ya marcado por las desigualdades sociales, el impacto que ha tenido la Pandemia del Covid-19 ha sido importante, provocando así, que haya aumentado el número de personas en situación de riesgo social. Muchas personas se ven en la necesidad de acudir a nuestros comedores sociales. Vemos en las fotos, como las personas guardan su fila a las puertas del comedor social, para recibir sus alimentos.

En esta ocasión, y como se puede apreciar en las fotografías, celebramos con gran alegría la visita y el apoyo recibido por el Banco de alimentos Perú, y su campaña #PlatosQueAlimentanEsperanza.

Banco de alimentos de Perú ha colaborado con ONG Remar, con la donación de 3 Toneladas de alimentos variados, alimentos de primera necesidad, que han sido distribuidos en las Casas Hogar que Remar Perú tiene en funcionamiento para la acogida de personas en riesgo de exclusión social, y los Comedores Solidarios donde atendemos a cientos de personas necesitadas. Estos alimentos son una gran ayuda.

Queremos dar las GRACIAS, a Banco de alimentos Perú por su apoyo, y también agradecer a todas las empresas y particulares, que con sus donaciones hacen posible que esta inmensa labor siga cada día adelante, beneficiando así a muchos que se ven desamparados.

``Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos. Cuando anochecía, se acercaron a él sus discípulos, diciendo: El lugar es desierto, y la hora ya pasada; despide a la multitud, para que vayan por las aldeas y compren de comer. Jesús les dijo: No tienen necesidad de irse; dadles vosotros de comer.`` - S. Mateo 14:14-16