El Ministerio del Interior avala la legalidad de la asociación Remar

Está en el registro nacional y no tiene incidencias, por lo que se valida su licencia.

 

·El Periódico de Aragón.

La licencia de obras concedida a Remar para acometer las obras de sus nuevas instalaciones en Rosales del Canal está bien dada. Esto es lo que viene a decir, indirectamente, la respuesta del Ministerio del Interior a una pregunta formulada por la diputada Susana Sumelzo a propósito de las dudas que desde el Partido Popular en el consistorio se había vertido contra la asociación. En su día, a pesar de que ningún partido era garante de su trayectoria, los conservadores alegaron sembraron la duda sobre si estaba inscrita en el registro nacional de asociaciones, e incluso sobre las posibles irregularidades en las que esta podía haber incurrido en más de una ocasión. La duda persistía, en quienes votaron a favor en la concesión de la licencia y en los que no lo hicieron, y por eso se decidió consultar. El PP llegó a pedir que se suspendiera la obra por ese motivo.

Entonces, el PSOE, CHA e IU decidieron remitir un escrito a la Delegación del Gobierno en Aragón para que arrojase un poco más de luz sobre la situación legal de la asociación Remar, al que todavía no ha habido pronunciamiento expreso. Y los socialistas, ya por su cuenta, trasladaron el asunto a la Mesa del Congreso.

SIN DUDAS

Su respuesta, recibida esta semana, explica que Remar consta en el Registro Nacional de Asociaciones como Remar España, Remar Andalucía y bajo la denominación genérica de Federación de Asociaciones de Remar, así como que también consta «un gran número de asociaciones de ámbito autonómico que están inscritas en el registro de diferentes comunidades autónomas, bajo la denominación de Remar o de Rehabilitación de Marginados» (que es lo que significa). Es decir, que cumple con los estatutos por los que se rigen todas, establecidos por el Ministerio del Interior.

Además, sobre las posibles irregularidades en las que habría podido incurrir, la respuesta detalla que «no se ha iniciado ni consta procedimiento administrativo tendente a perseguir la ilegalidad de Remar». Y apostilla que el Registro de Asociaciones de Zaragoza «tampoco ha comunicado ninguna situación que incida sobre el funcionamiento de su actividad». Esta respuesta avala la licencia concedida para sus obras.

 

REMAR, 31 AÑOS de Amor al Prójimo… y solo es el principio.