Desde 1998 REMAR Filipinas ha atendido a cientos de jóvenes con problemas de toxicomanías, madres solteras con niños, menores huérfanos enviados por el Gobierno. Igualmente se ha enviado ayuda de emergencia tras varios tifones que han azotado varias ciudades en este país. Así es el caso de la catástrofe sucedida en 2013, donde más de 10.000 personas murieron; REMAR se desplazó a la zona afectada para reconstruir pequeñas casas de refugio, distribuir víveres y productos de higiene, tras recibir un contenedor desde España. También en Manila se atendieron en nuestro edificio que se está terminando de reconstruir a miles de personas que emigraron a la ciudad en busca de refugio.

ENCUENTRANOS:

Remar SOS

Remar SOS en Manila acoge y brinda refugio a Españoles en esa ciudad

En la ciudad de Manila capital de Filipinas, dentro del protocolo de ayuda y cierre de fronteras en emergencia, por la Pandemia del COVID-19.

LEE MAS
Noticias

Remar Filipinas, jornada de salud bucodental

 

El pasado 25 de octubre la delegación de la ONGD REMAR INTERNACIONAL en Filipinas recibió la grata visita de un grupo de médicos odontólogos que atendieron en su consulta de campaña a niños y adultos beneficiarios de la ONG en este país del sudeste asiático en el que, desde hace años, se da atención integral a personas necesitadas de todo el país que acuden a las instalaciones de la obra social en busca de ayuda a sus situaciones personales.

LEE MAS

CENTROS DE REHABILITACIÓN

En este país están funcionando dos casas de primera fase donde se atienden a hombres con adicción a una droga que se llama sabu, y con problemas de alcoholemia. En uno de los pabellones de dicha casa atendemos a enfermos de tuberculosis con tratamiento indicado por los médicos. La ocupación de estos hombres es la ganadería (cría de cabras y gallinas para el sustento alimentario de los hogares), y la agricultura.

ATENCIÓN A LOS NIÑOS Y A LA MUJER

Se sostienen dos hogares para madres solteras con hijos, la mayoría abandonadas y abusadas físicamente. Aquí se protegen a niñas de 13 a 17 años también violadas por sus propios padres o algún miembro de sus familias, o algunas simplemente abandonadas en las calles por falta de recursos. También se ha inaugurado otro hogar para niños abusados, violados o abandonados que consideramos es la labor más importante que se desarrolla en este país.