Guatemala: Proyecto Tilapias

 

REMAR ONGD en su delegación de Guatemala acaba de poner en marcha el PROYECTO TILAPIAS una planta piscícola situada en la residencia para ancianos que acoge a personas mayores sin recursos que han sido rescatadas de la soledad y la miseria y ahora gozan de una nueva vida.

Es el nombre genérico con el que se denomina a un grupo de peces de origen africano, que consta de varias especies, algunas con interés económico. Las especies con interés comercial se crían en piscifactorías profesionales en diversas partes del mundo. Habitan mayoritariamente en regiones tropicales, en que se dan las condiciones favorables para su reproducción y crecimiento como es el caso de Guatemala.

 

Sus extraordinarias cualidades, como crecimiento acelerado, tolerancia a altas densidades poblacionales, adaptación al cautiverio y a una amplia gama de alimentos, resistencia a enfermedades, carne blanca de calidad y amplia aceptación, han hecho que REMAR pusiese manos a la obra con el fin de dar una actividad terapéutica a sus residentes y que, además, sirviese como fuente de ingresos y autoabastecimiento. Además, se están realizando algunas investigaciones de las propiedades que posee el colágeno presente en sus escamas, que tienen bajas cantidades de grasa. Estas cualidades se están aplicando para las terapias de regeneración de huesos y, muchos de los ancianos a los que se da acogida están expectantes ante las posibilidades que se abran ante ellos.

Son peces de aguas cálidas, que viven tanto en agua dulce como salada e incluso pueden acostumbrarse a aguas poco oxigenadas lo que hace que su consumo, precio y perspectivas futuras hayan aumentado significativamente. 1200 alevines son el principio de este proyecto de REMAR GUATEMALA.

REMAR siempre ocupada en el bienestar de los más desfavorecidos lleva más de dos décadas atendiendo a miles de personas en situación de exclusión social en la República centro americana de Guatemala. Niños, familias y ancianos que se encontraban en situación de total desamparo y que ahora, a través de esta obra cristiana de amor y misericordia, ven un futuro esperanzador.

REMAR 32 AÑOS, porque SU corazón es inmenso y SU ayuda siempre llega.