Hogar SANISI (Salvando Niños con SIDA)

Hogar SANISI (Salvando Niños con SIDA)

REMAR trabaja en República Dominicana desde el año 1999 en beneficio de la niñez y los más necesitados. En la actualidad atiende a una población de 380 personas de las cuales 235 son niños en alto riesgo con situaciones de maltrato, abuso, violencia intra-familiar, extrema pobreza, etc. A todos estos niños se les brinda alimentación, vestido, educación, atención médica y cuidado en todas sus necesidades tanto físicas como emocionales y espirituales.

La actual propuesta busca reducir la mortalidad infantil, incidiendo en la salud de los niños en la región de Santa Ana, República Dominicana, a través de la mejora de los recursos sanitarios existentes, para asistir en mayor medida a la población infantil malnutrida y enferma, que no deja de aumentar en esta área tan desfavorecida con una alta tasa de mortalidad infantil, consecuencia de la elevada incidencia de las enfermedades infecciosas, las deficiencias nutricionales, la escasa cobertura de la inmunización y un acceso muy limitado a las fuentes de agua mejoradas y a los servicios sanitarios básicos.

Mediante el equipamiento de un centro de salud infantil primario, se daría asistencia sanitaria y nutricional a 700 niños de bajos recursos de Santo Domingo.

Remar mantiene en República Dominicana varios hogares para niños entre ellos un hogar de acogida que atiende a menores de 0 a 18 años, infectados por el VIH/SIDA adquirido de vía vertical durante el período de embarazo y/o lactancia. Estos hogares acogen a 300 menores de ambos sexos, proporcionándoles los cuidados alimenticios, de salud, afecivos, etc, fundamentales que ellos requieren para poder sobrellevar su enfermedad y desarrollarse de manera integral y dignamente.

En mayo del 2005 se abrió el Hogar SANISI (Salvando Niños con SIDA), un hogar en alquiler, cuya misión es dar acogida a niños de escasos recursos, abandonados, sin padres, que sean portadores de la enfermedad del V.I.H., para aportarles una vivienda, el vestuario, la alimentación adecuada, cuidado, educación, atención sanitaria, protección, además de proveerles de los medicamentos para salvar sus vida y que puedan convertirse en niños normales y activos en la sociedad que les rodea.

En Remar apostamos por la creación y ampliación de servicios que proporcionan a la infancia en situación de riesgo una atención integral; ayudarles a superar su condición de marginalidad, cobertura médica y alimenticia y ofrecerles medios para adquirir una formación y educación que aproveche los recursos de su región.