Informe Remar Panamá refugio de amor y protección

Informe Remar Panamá refugio de amor y protección para más de 250 ancianos y personas con discapacidad

En estos tiempos en los que la población de adultos mayores y personas con enfermedades crónicas se han convertido en la población más vulnerable, la ONG REMAR en Panamá nos envía un informe del trabajo que están realizando desde hace varios años y aún más ahora con personas ancianas y con problemas de discapacidad.

En el Hogar de Acogida El Buen Samaritano, para Adultos mayores en la ciudad de Panamá, la ONG REMAR atiende un promedio de más de 250 personas mayores de 60 años, entre las que se encuentran personas con enfermedades crónicas, personas con discapacidad mental, discapacidad física, discapacidad visual, en algunos casos hay varios ancianos que no pueden moverse, no ven y tienen problemas mentales, situaciones extremas y condiciones de salud muy difíciles en las que los voluntarios de REMAR Panamá, están 24 horas al día dando apoyo, compañía, protección, alimentación y todos los cuidados en higiene y limpieza que estas personas necesitan.

“En la comunidad de REMAR Panamá somos más de 400 personas, pero de ellas más de 250 necesitan nuestro cuidado diario y atención completa, un trabajo que a veces nos desborda por la cantidad de personas atendidas y la necesidad de voluntarios para llegar a todos, aún así sabemos que Dios ha puesto estas personas a nuestro cuidado y cada día hacemos nuestro mayor esfuerzo para que puedan tener una vida digna, alimentación, atención médica, cuidados y protección con las mejores condiciones. En estos últimos días debido a la emergencia nacional por el COVID-19, han llegado a nuestros Hogares de acogida más personas en estas condiciones, ancianos sin familias, que se han quedado en la calle, con diversos problemas de salud, por lo que en ningún lugar son aceptados y han pedido nuestra ayuda para tener un lugar donde refugiarse y recibir todos los cuidados que necesitan”, informa Flor de María Umaña, misionera y voluntaria en REMAR Panamá.

Desde este medio hacemos un llamado a la solidaridad y al voluntariado de personas que vivan en esa ciudad, necesitamos manos y corazones solidarios dispuestos a colaborar con los misioneros y voluntarios de REMAR PANAMÁ, dando su aporte económico o donaciones en alimentos, ropa, artículos de limpieza e higiene, personas que puedan dar una mano para seguir atendiendo a tantos adultos mayores y personas que hoy más que nunca necesitan una mano de amor y compasión.

REMAR Panamá ayuda, amor y protección para los más vulnerables en tiempos de crisis.

Tags :