“La pandilla” cortometraje del programa educativo de Remar

“La pandilla” cortometraje del programa educativo de Remar

El pasado 29 de diciembre se estrenó la película de Marcos Díez “LA PANDILLA, AVENTURA EN LA CASA DEL LOCO” producida por REMAR ONGD INTERNACIONAL dentro del Plan Educativo para niños y jóvenes.

El programa educativo que la ONGD mantiene en marcha desde hace dos décadas en los países en los que se encuentra operativa hace una especial incidencia en la búsqueda de los talentos de los más jóvenes con el fin de potenciarles y ofrecerles herramientas útiles para sus vidas. Talleres mecánicos, carpinterías, cerrajerías, emisoras de radio y televisión, redacción y producción audiovisual son tan solo algunas de las posibilidades de formación que REMAR pone a disposición de sus usuarios y de la sociedad en general.

En los países que por su legislación ha podido ser realidad la apertura de colegios e institutos los resultados académicos han sido notables y se cuentan por centenares los egresados con éxito de estos programas educacionales. En España Radio Solidaria y Solidaria TV vienen formando a profesionales de los medios de comunicación desde hace ya 20 años en los que cientos de jóvenes han aprendido un oficio con gran proyección en nuestra sociedad. En el acto de presentación de esta nueva producción de SOLIDARIA MEDIA y REMAR ONGD INTERNACIONAL estuvo presente el fundador y presidente de la ONGD que dirigió unas palabras al público que llenaba la sala 7 de los Cines La Dehesa en las que animó a los padres a buscar y potenciar los talentos de sus hijos como base esencial de la formación de los mismos.

Marcos Díez, director de “LA PANDILLA”, asumió este reto de rodar una película con niños tras una extensa carrera con la que ha recibido premios en Festivales d eCine de Valores Cristianos. EL ARBOL SECO Mera hasta ahora su última producción y se encuentra desarrollando una importante super producción que se encuentra en proceso de pre producción y que contará con el apoyo de la ONGD REMAR.

REMAR 34 AÑOS…porque la Misericordia de Dios es para siempre