Una revista hondureña dedica un reportaje a Remar

Una revista hondureña dedica un reportaje a Remar

«Portadas» dedica sus hojas para hablar de la obra social con la infancia que la ONG Remar Internacional lleva a cabo.

Recientemente la revista “PORTADAS” ha dedicado un extenso reportaje a la obra social con la infancia que la ONGD REMAR INTERNACIONAL lleva a cabo desde hace casi dos décadas en ese bello país centroamericano.

 

Remar Honduras

 

La verdadera institución que sí cuida de los niños…

 

Lejos de destinar sus recursos  para la elaboración de informes sobre la niñez hondureña, para luego presentarlos en grandes salones de hoteles, la asociación benéfica remar, se dobla las mangas de la camisa y trabaja fuertemente en beneficio de la niñez y adolescencia de honduras

Ante la tremenda problemática que atraviesa la niñez y juventud en nuestro país, llegó a Honduras hace 19 años, la noble Asociación Benéfica REMAR, un ministerio internacional de compasión y misericordia que busca rescatar y apoyar la niñez que se encuentra en riesgo social.

La Asociación REMAR, inició su gestión en Honduras en el año de 1996. Sus siglas significan: “Rehabilitación y Reinserción de Marginados”.

Sin importar la edad, sexo, religión, situación económica, raza, etc., la asociación REMAR ayuda a quienes así lo soliciten.

Es una institución no lucrativa consciente de la problemática social que vive el país y que tiene como objetivo ser parte activa de la solución de esos problemas ayudando especialmente a los pequeños en riesgo social quienes son el futuro de Honduras.

 

Cómo ayuda REMAR

 

La asociación cristiana brinda desinteresadamente atención a niños y niñas en condiciones de alto riesgo (niños de la calle, abandonados, abusados, huérfanos, de escasos recursos económicos, etc.), satisfaciendo sus necesidades básicas como alimento, techo, vestido, educación, salud, recreación, pero sobre todo brindándoles amor.

Los Hogares de REMAR se encuentran dirigidos por personas altamente reconocidas moralmente por la sociedad, en ellos los niños de 0 a 2 años reciben estimulación temprana y los menores de 3 a 5 años reciben un programa de educación de acuerdo a su edad.

Con la ayuda de REMAR, los infantes recuperan la confianza y el ánimo suficiente para salir adelante con sus vidas, convertidas en personas de bien, con sólidos fundamentos cristianos y altos valores sociales que les permiten insertarse perfectamente en la sociedad y ser personas de bien.

 

REMAR 34 AÑOS…porque la Misericordia de Dios es para siempre