Llega el Invierno a los Campos de Refugiados

Los meses pasan, llega el invierno, y miles de personas continúan viviendo en los campos de refugiados de Grecia, en muy difíciles condiciones, más ahora que llegan las bajas temperaturas. Realmente ahora toca enfrentarse a unos meses complicados, teniendo en cuenta además, que la pandemia ha complicado la situación.

 

Unos meses después del incendio que arrasó el antiguo campamento de Moria, en la isla griega de Lesbos, miles de personas se preparan para afrontar otro invierno en el nuevo campamento. Nuestros compañeros allí nos dicen que se están ultimando varias obras que deberían estar terminadas antes de fin de año para que las personas aguanten lo mejor posible los duros meses de frío.

Por parte del gobierno Griego, se están haciendo esfuerzos para avanzar con las adecuaciones para el invierno. Se están instalando electricidad y agua corriente en todas las zonas, que ahora funcionan con generadores, y también se está trabajando en instalar un sistema de calentamiento alrededor de las tiendas y carpas.

 

Según los datos de varias organizaciones, en los campos de refugiados continúan viviendo alrededor de 9,000 personas, y casi el 60% de ellos son mujeres y niños. La mayoría de las personas viven en carpas o tiendas de campaña, a excepción de las personas más vulnerables, que viven en casas un poco más seguras. Realmente, las condiciones de seguridad y sanitarias son mínimas

Cada día nuestros compañeros de Remar en Grecia realizan acciones para mejorar las condiciones de vida de estas personas. Durante el pasado mes de noviembre, se repartieron más de 1000 sacos de dormir y otras tantas mantas en el campamento de Malakasa, además de los alimentos que diariamente se reparten.

 

También estamos muy agradecidos por la donación de más de 1,000 lápices, bolígrafos y cuadernos a la escuela REMAR en Lesbos, por parte de GAIN Suiza @gainswitzerland. Esta entidad cristiana que también realiza acciones humanitarias en el campamento, ha colaborado con nosotros con este donativo, para dar a los residentes del campamento la oportunidad de aprender inglés y griego. Entre todos, sumando esfuerzos, podemos lograr grandes metas

 

 

 

Este es el propósito, continuar trabajando, y sumarnos al esfuerzo de otras organizaciones también, para que juntos podamos contribuir a mejorar las condiciones de vida de todas estas familias.

“Echa tu pan sobre las aguas; porque después de muchos días lo hallará” - Eclesiastés 11:1