Misioneros del amor, un fluir constante de solidaridad

Misioneros del amor, un fluir constante de solidaridad

La ONGD REMAR INTERNACIONAL, con presencia activa en 70 países de los cinco continentes, tiene en los voluntarios y misioneros una de sus herramientas más necesarias para el buen desempeño de su acción social. Se cuentan por millares el número de hombres y mujeres que, un buen día, decidieron dedicar sus vidas a facilitar las de los más necesitados a través de la ONG REMAR.

Cuando nace en Vitoria en 1982 REMAR sus fundadores sabían que tenían el llamado de cubrir las necesidades materiales y espirituales de los desamparados pero no podían imaginar que esa visión traspasaría fronteras e involucraría a miles de personas que se irían incorporando a un proyecto de amor y solidaridad incondicional.

Cada mes son varios los misioneros que viajan de un país a otro para trabajar en la obra social de la que se benefician decenas de miles de personas todos los días. Los cinco continentes son testigos de esta labor discreta y humilde que, impulsada por el Amor de Dios, llevan a cabo estos voluntarios de la solidaridad. Sin miedo, sin aprensiones, sin condiciones dejan sus vidas acomodadas sin importarles los peligros o las carencias que puedan encontrar.

 

“Nadie tiene mayor amor que este, que ponga alguno su vida por sus amigos” Juan 15:13

Misioneros en Chile

Misioneros en África

Misioneros en Colombia

Misioneros en Bolivia

Misioneros en Ghana

Misioneros en Miami

Este mes se ha enviado desde España un misionero a Israel, otro a Suiza y un tercero a Rusia. Desde Portugal han salido dos misioneros a Australia y otros dos más a Swaizilandia y desde Ghana dos han partido a Kenia. Y en este mover dos voluntarios de Guatemala y otro de Panamá han viajado hasta España para ser parte de REMAR en España donde es también necesario y perentorio el trabajo de los misioneros.

Si alguno de nuestros lectores tiene el llamado misionero o desea colaborar como voluntario con REMAR puede pedir más información escribiendo ainfo@remar.org

REMAR 32 AÑOS…Porque SU corazón es inmenso y SU ayuda siempre llega.