Remar Ghana realiza su congreso: sembrando amor y esperanza

Remar Ghana realiza su congreso: sembrando amor y esperanza

Se celebró el VI Congreso de REMAR en la ciudad de Accra con diversos actos en los que participaron los misioneros, voluntarios y usuarios de la ONG.

Hace 21 años, concretamente en 1994, la ONGD REMAR desembarcaba en la República de Ghana. Las necesidades de un amplio espectro de la población eran inmensas y la hambruna y las enfermedades diezmaban el país. La apertura de casas de acogida y comedores sociales de la ONG vinieron a llenar un vacío inmenso de amor y misericordia.

Recientemente se celebró el VI Congreso de REMAR en la ciudad de Accra con diversos actos en los que participaron activamente los misioneros, voluntarios y usuarios de la ONG así como la sociedad de esta importante ciudad. Hubo conferencias, plenarias, marchas evangelísticas y actos lúdicos en los que los participantes sintieron el amor de Dios y se dejaron llevar por sus bendiciones. La asistencia de misioneros de Burkina Faso y Costa de Marfil mostró la unidad en Cristo de la obra en el continente africano.

Ghana, oficialmente la República de Ghana, es un país del oeste de África constituido como una república semi presidencialista. Limita al norte con Burkina Faso, al este con Togo, al oeste con Costa de Marfil y al sur con el golfo de Guinea. El territorio ha sido flujo de constantes expediciones europeas, principalmente de portugueses, británicos y holandeses, para el comercio de la gran cantidad de oro que había por toda la zona. Por eso, al territorio lo denominaron «Costa de Oro». Esa riqueza del terreno, sin embargo, no sirvió para aminorar la pobreza sino todo lo contrario, hizo que las desigualdades fuesen aún mayores y la presencia de REMAR logró ayudar a miles de personas, sobre todo niños y mujeres, para sacarles de la marginación.

En las fotos que acompañan este reportaje se recogen instantáneas de la gran fiesta de amor y esperanza que ha sido el Congreso en las que se puede ver la felicidad en los rostros de todos los participantes. La vida en Ghana continua y el trabajo solidario de REMAR también.

REMAR 33 AÑOS…porque el Amor de Dios nos impulsa