Remar África occidental: trabajos de agricultura y ganadería.

Remar Burkina Faso, programas de agricultura para el desarrollo de la población.

 

Qué alegría poder trabajar la tierra que Dios nos ha dado, para recoger el fruto de nuestro trabajo y poder alimentarnos.

 

Hace unos meses preparábamos serenamente la tierra para iniciar la campaña agrícola, (en las fotos se puede ver cada paso de este proceso), y hoy recogemos el fruto.

Dios nos ha dado una gran riqueza en nuestra tierra, y la capacidad para trabajarla.

En Remar hemos aprendido muchos valores, uno de ellos, el valor del esfuerzo y del trabajo, y que después de la siembra llega la cosecha.

 

Remar Burkina Faso en este momento da protección y atiende a más de 300 personas en régimen de internado, distribuídas por edades y necesidades, bebés, familias, mujeres con sus niños, adolescentes, (niños y niñas), además de dar servicio en los demás programas a más de 3.210 personas en los comedores sociales, colegio y hospitales de primeros auxilios.

Remar Costa de Marfil, trabajos de ganadería.

Los jóvenes en proceso de rehabilitación en las casas de Remar en Costa de Marfil, están construyendo una pocilga para poder tener cerdos, que les servirán de alimento.

Qué bueno poder desarrollar este tipo de proyectos, en los que los jóvenes aprenden valores como el esfuerzo, el trabajo bien hecho, y sobre todo la capacidad de ser autosuficientes, de alimentarse de su propio trabajo, además de capacitarse en oficios tan útiles para las poblaciones en África como la agricultura y la ganadería.

 

Desde 1995 REMAR Costa de Marfil ha conseguido atender a miles de niños necesitados o huérfanos, algunos por la miseria, otros por la guerra, cuidando y escolarizando a cientos de adolescentes de las calles con graves problemas para su reinserción social por delincuencia y drogadicción; ha realizado un trabajo de atención a presos dentro y fuera de las cárceles.

“Te ganarás el pan con el sudor de tu frente, hasta que vuelvas a la misma tierra de la cual fuiste sacado.
Porque polvo eres, y al polvo volverás».” – Génesis 3:19