Remar ONG amplía convenio con el Gobierno de Paraguay para atender a presos.

La ministra de justicia y trabajo de Paraguay, María Lorena Segovia Azucas, ha firmado un convenio de cooperación con la Fundación Benéfica Cristiana sin fines de lucro Remar Paraguay para dar atención a reclusos durante dos años.

 

Durante los años de gestión de estos establecimientos Remar ha conseguido aumentar la resocialización de las personas condenadas a cifras nunca antes vistas.

“Remar

El acuerdo se realiza con Remar “sabiendo que su objetivo principal es lograr la rehabilitación de marginados en general, desplazados sociales, ex presidiarios, alcohólicos, ex drogodependientes, prevención de la marginación social atendiendo a las personas ociosas y desplazadas que por causa del hambre u otros motivos cayeron en la delincuencia”, dice el texto del mismo.

El convenio permitirá a Remar dar atención, a través de la Iglesia Evangélica Cuerpo de Cristo, a los reclusos de la Penitenciaría Nacional de Tacumbú, desarrollando programas de rehabilitación para la reinserción, a través de trabajos “espirituales, sociales, cultos, seminarios de capacitación, y talleres laborales”.

La Penitenciaría Nacional de Tacumbú es la principal del Paraguay, Se encuentra en el barrio homónimo de Asunción. Tiene aproximadamente 3.510 reclusos, superando casi el doble de su capacidad.

Entre esa cifra de reclusos se encuentran 821 condenados, 1.689 procesados, 139 enfermos mentales, 32 enfermos con sida, 21 aislados, 10 indígenas y 134 extranjeros, entre otros números.

LABOR DE REMAR
Remar, por su parte, se compromete a acompañar a los internos en los procesos legales, con asesoramiento gratuito por sus causas penales. Colaborará además en la alfabetización de los internos.
“Remar

Buscará además ayudar a mantener “el orden y la disciplina” en los pabellones, ofreciendo “asistencia espiritual” y ayudando a que no se cometan “irregularidades”.

Remar se compromete a capacitar a los encargados de los pabellones y líderes cristianos para dar una adecuada ayuda y cuidado a los internos. Colaborará también en la remodelación de los pabellones.

El acuerdo permitirá a Remar actuar en varios pabellones de la prisión Tacumbú, pero además le concederá a los miembros de esta entidad una identificación que les permitirá ingresar en cualquier penitenciaría del país para ofrecer atención.

El convenio tiene una duración de dos años, con un período de prueba de seis meses, tal y como se especifica en el convenio firmado por la ministra María Lorena Segovia y el presidente de la Fundación Remar, Pedro María Pastora Martín.