Remar Bolivia, obra social y actividades juveniles.

Obra social en la ciudad de La Paz.

 

Continuamos con nuestro trabajo de obra social por amor a Dios y al prójimo.

 

Cada semana apoyamos las actividades que realiza el Gobierno Municipal de la ciudad de La Paz a favor de niñ@s, mujeres y varones migrantes del área rural del norte de Potosí, quienes se encuentran en situación de calle; y para los cuales la municipalidad ha habilitado un albergue provisional de invierno ya que las bajas temperaturas que tenemos en la ciudad hacen muy difícil pasar las noches a la intemperie.

No solamente brindamos raciones de alimentos, sino también les damos a conocer el amor de Dios a través del evangelio. Estamos convencidos de que la palabra del Señor no vuelve vacía y que al sembrar en sus corazones el amor de Dios dará su fruto a su tiempo.

Riberalta

 

Al norte del territorio nacional en el Municipio de Riberalta contamos con la Iglesia Cuerpo de Cristo ICC, el Centro de Rehabilitación para varones y la casa de matrimonios.

En esta ciudad también producimos jabón en barra artesanal 100% natural con ingredientes amazónicos como el aceite de almendras. La producción de jabones y otros productos ayuda al sostenimiento de la obra social, además de servir como talleres de capacitación y formación para los jóvenes que están en proceso de rehabilitación.

 

Continuamos adelante con ánimo y esfuerzo, trabajando en favor de los más vulnerables.

Actividades juveniles y campamentos infantiles.

Se abren las inscripciones para el Campamento infantil y juvenil «Aviva el fuego», que se llevará a cabo en el centro recreacional El Puente.

Se realizarán diferentes actividades deportivas, caminatas, lúdicas y de enseñanza espiritual.

En los días de retiro y campamentos los niños y jóvenes tienen la oportunidad de conocerse, relacionarse unos con otros, divertirse, y sobre todo aprender más del evangelio.

“Gozaos en el Señor siempre: otra vez digo: Que os gocéis. Vuestra modestia sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca.” – Filipenses 4:4-12