Remar en el Día Internacional de la Salud.

Este 7 de abril en Remar ONG queremos apoyar la celebración del Día Mundial de la Salud, como mejor sabemos hacerlo, ayudando y apoyando a los necesitados, y ahora especialmente a los refugiados. Montando carpas y comedores sociales, proporcionando buenos alimentos y buenos cuidados a las personas que no los tienen, cuidamos y fomentamos su salud.

En el año 1948 la Asamblea Mundial de la Salud proclamó el 7 de abril como Día Mundial de la Salud, para generar conciencia sobre las enfermedades mortales mundiales y fomentar hábitos sanos en las personas.

Se celebra este día en reconocimiento a la salud como un derecho básico y universal, y para fomentar el acceso a la atención sanitaria de calidad en todas las regiones del mundo, especialmente en la población de escasos recursos.

Para el año 2022 el tema central del Día Mundial de la Salud es «Nuestro Planeta, Nuestra Salud». A través de esta campaña se invita a las personas, las comunidades, los gobiernos y diversas organizaciones en todo el mundo a compartir información acerca de las medidas a adoptar para proteger nuestra salud y nuestro planeta. Este planeta, esta naturaleza que Dios ha creado y que debemos cuidar, al igual que nuestro cuerpo y nuestra mente.

Últimamente se habla mucho acerca de la salud mental, pues muchos están enfermos, sin saberlo. Cuidemos nuestro cuerpo, cuidemos nuestra salud física y mental, cuidemos de nuestras familias, de nuestros hijos y de nuestros mayores, que tan descuidados han estado en estos dos últimos años de pandemia, y cuidemos de nuestro planeta, en definitiva, seamos buenos administradores y mayordomos de aquello que Dios nos ha dado.

En Remar este Día Internacional de la Salud cuidaremos de cada persona que llega a nuestras puertas pidiendo ayuda, y seguiremos dando alimento, ropa y cobijo a los desamparados, especialmente en este tiempo a los niños y mujeres que huyen de la guerra en Ucrania.

En Remar hemos abierto casas de acogida para personas con diversas problemáticas sociales en más de 70 países, escuelas y colegios para niños de escasos recursos, hospitales de campaña en los países más necesitados, clínicas médicas, comedores sociales, centros de rehabilitación para personas con adicciones, y así, cuidamos de la salud de todos.

Remar, por amor a Dios y al prójimo.

 “Todos los sedientos, venid a las aguas; y los que no tenéis dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad vino y leche sin dinero y sin costo alguno.” – Isaías 55:1

EnglishFrenchSpanish