Remar en el Día Mundial de la Salud 2021

En el Día Mundial de la Salud, que se celebrará el 7 de abril de 2021, recordamos que La OMS se ha comprometido a garantizar que todas las personas, en cualquier lugar, puedan ejercer su derecho a la buena salud.

 

Durante el año 2020 y lo que llevamos del 2021 el mundo entero ha sufrido las consecuencias de la pandemia por coronavirus, y si algo ha quedado de manifiesto, es que vivimos en un mundo con desigualdades, donde no todas las personas tienen el mismo acceso a los diferentes servicios de salud o de educación.

Las condiciones en las que nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen las personas en algunos países les dificulta llevar una vida sana y saludable, mientras que en otros países o circunstancias es mucho más fácil, y es que queda mucho trabajo por hacer, para construir un mundo más igualitario y más justo.

La pandemia ha golpeado duramente a todos los países, pero su impacto ha sido más acusado en las comunidades que ya eran más vulnerables. Las poblaciones con menos recursos económicos siempre sufren además las consecuencias de los desastres naturales, y están más expuestas a la enfermedad.

En la ONG Remar tenemos el compromiso de contribuir a construir un mundo más justo y saludable, desarrollando programas para ayudar a todas las personas a mejorar su calidad de vida, a dejar atrás un mundo de adicciones y vicios, a capacitarse, y aprender a cuidar de su propia salud y de la de los suyos.

De forma independiente o gracias al apoyo de ayuntamientos y otras organizaciones, Remar ha desarrollado programas de apoyo a la salud en más de 70 países, como son:

En varios países de África y América Latina se han instalado huertos y panaderías ecológicas, para que adultos y niños sean más autónomas y puedan mejorar su alimentación y capacidad de autoabastecerse, además de mejorar su economía.

En los campos de refugiados, los voluntarios de Remar, a través de su trabajo ayudan a mejorar la calidad de vida y de salud de las miles de personas que viven en ellos.

Con el reparto de alimentos en todas las comunidades autónomas en España, a miles de familias que han visto su economía mermada como consecuencia de la pandemia.

Con la instalación de clínicas médicas en Haití y algunos países africanos para atender la salud de la población más vulnerable.

Llevando alimentos a los presos que morían por verdadera inanición en cárceles de varios países de África.

En países como Guatemala y República Dominicana se han abierto hogares Sanisi para la atención de niños con VIH.

Atendiendo y cuidando en los hogares de Remar a personas enfermas de Sida y otras enfermedades crónicas.

Y muchas otras acciones.

Remar es solidaridad, y atiende y ayuda a personas vulnerables, en situación de pobreza o cualquier otra necesidad en más de 70 países, realizando acciones para mejorar su salud y su calidad de vida.

Y damos gracias a Dios por este privilegio.

“No seas sabio en tu propia opinión;
Teme a Jehová, y apártate del mal;
Porque será medicina a tu cuerpo,
Y refrigerio para tus huesos.” –
Proverbios 3:7-8