EnglishFrenchSpanish

Remar en el Día Mundial de los refugiados.

Cada año, el 20 de junio, el mundo celebra el Día Mundial del Refugiado.

Refugiados son todas aquellas personas que se han visto obligadas a huir de su país a causa de un conflicto, persecución o violación de derechos humanos.

Este año 2022 la atención se centrará en el Derecho a buscar protección. Recordando este día, se pone de manifiesto el derecho que tienen todas las personas del mundo a buscar protección, sin importar quiénes sean, de dónde provengan, ni cuándo hayan tenido que huir. Las personas refugiadas provienen de diferentes partes del mundo.

En Remar se acoge y ayuda a las personas refugiadas sin importar quiénes sean, sin emitir juicios, mostrando el amor de Jesús, sintiendo compasión y misericordia por aquellos que sufren. Las personas forzadas a huir merecen un trato digno. Buscar protección es un derecho humano que no está sujeto a negociación.

 

En Remar hemos dado acogida desde el año 2016 a los refugiados que llegaban a las puertas de Europa huyendo de la guerra de Siria. 

En estos momentos desde Remar Grecia se proporciona ayuda humanitaria a los refugiados que después de llegados a las playas griegas, quedan estancados en los campos de refugiados de Grecia, y los voluntarios de Remar proporcionan ayuda dando alimento, vestido, cuidado y protección en Lesbos y Malakasa, a más de 3.200 personas diarias.

Este año 2022 ha cobrado un importante protagonismo la atención a los refugiados ucranianos que han huido de su país como consecuencia del conflicto bélico. Remar SOS comenzó su labor humanitaria desde el primer momento. Atendemos refugiados ucranianos en España. Italia, Rumanía, Polonia y Ucrania. Se han enviado equipos de voluntarios, provisiones y contenedores con ayuda humanitaria. Se han levantado carpas como comedores sociales, área de juegos para niños y de descanso. Se ha dado ayuda espiritual, ánimo y esperanza. Se ha atendido a miles de refugiados con información, alimentos y un lugar de descanso en diferentes ciudades en varios países europeos.

Porque los refugiados son víctimas de los conflictos bélicos, porque han huido dejando atrás sus hogares, buscando que alguien les acoja y les de refugio los voluntarios de Remar mantienen las puertas abiertas, de día y de noche.

 

“El que vive bajo la sombra protectora
del Altísimo y Todopoderoso, dice al Señor: «Tú eres mi refugio,
mi castillo, ¡mi Dios, en quien confío!»” Salmo 91:1-2