Remar Guinea Ecuatorial recibe contenedor.

Remar Guinea Ecuatorial ya ha recibido el contenedor de ayuda humanitaria que se envió desde España el pasado mes de abril.

 

Es una gran alegría ver cómo la ayuda que se ha enviado con tanto esfuerzo llega a los lugares de destino, donde tanto se necesita.

 

Este contenedor se pudo enviar gracias a la ayuda de voluntarios, donantes particulares y empresas, y será de gran ayuda para la obra social de Remar en Guinea.

Recordamos que el pasado mes de marzo debido a unas explosiones, quedó destruida la casa hogar para niños y niñas de Remar en Guinea Ecuatorial. Una casa hogar con capacidad para atender a 80 menores, y donde también estudiaban estos niños, niñas y jóvenes, que llegan a Remar buscando un hogar refugio por diferentes motivos, uno de ellos la pobreza.

 

Desde Remar España se ha enviado este contenedor, con material para reconstruir el hogar, alimentos, ropa y mucho más.

 

Fotos de la web en el apartado de noticias de Remar Internacional

 

www.remar.org

A través de estas fotos podemos comprobar que Remar es una obra que testifica del amor de Dios, que las aportaciones de voluntarios, padrinos y empresas llegan a los lugares de destino, y donde se trabaja en unidad, donde unos países apoyan a otros.

 

Remar Guinea también está ayudando a la población local que sufrió pérdidas en la explosión, para ello se abrió un comedor social que da alimentos a unas 300 personas diariamente.

 

 

Agradecemos y animamos a seguir participando, a todos los que se han implicado en España o en Guinea, porque con el esfuerzo de todos se podrán reconstruir el hogar y la escuela que quedaron destruidos en la explosión, lo más pronto posible, y se podrá seguir ayudando a más personas.

“Amaos los unos a los otros con amor fraternal; en cuanto a honra, prefiriéndoos los unos a los otros.
En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientes en espíritu, sirviendo al Señor;
gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;
compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad.
Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis.
Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran.”
Romanos 12:10-15