Remar Mendoza impulsa Ley específica de adicciones.

En la provincia de Mendoza, Argentina, recientemente se ha realizado la presentación de la Ley específica de Adicciones provincial, impulsada por Remar Mendoza, junto al Senador Héctor Hugo Bonarrico, y con el apoyo de Programa Vida

 

Tras la reunión mantenida entre el Senador Héctor Hugo Bonarrico y representantes de Remar, las palabras del senador fueron: ¨Muy buena la reunión con Remar Mendoza y el Pastor Ariel y Víctor de dicho ministerio, la verdad que están haciendo una obra digna de sacarse el sombrero. Trabajaremos juntos para conseguir una ley que de verdad proteja a los que tienen alguna adición y que hoy lo está contemplado. Gracias Remar y Pastor por tan digna labor. Adelante¨.

 

Este Proyecto de Ley propone varias iniciativas y apoya la idea de que personas que necesiten cumplir tiempo de prisión. como por ejemplo personas adictas a drogas o alcohol y que han robado para poder comprar la droga. lo puedan hacer en los centros de rehabilitación de Remar, con acompañamientos terapéuticos.

Se trata de lograr la rehabilitación y reinserción de las personas, para que ya no vuelvan a delinquir. Se proporcionaría a estas personas en proceso de rehabilitación un programa efectivo, de tal forma que se produzca en ellos un cambio completo de vida.

Este programa sería subvencionado por parte de municipalidades, que invertirían una cantidad económica totalmente destinada para la rehabilitación de estas personas, desintoxicación, rehabilitación y reinserción social, además de capacitación a los voluntarios y obreros de Remar que van a estar a cargo de la ejecución de este proyecto.

Esperemos que, valorando el éxito del programa, se pueda extender a nivel nacional.

La ONG REMAR trabaja en Argentina con muy buenos resultados desde el año 1992, y ha atendido a más de treinta mil personas que han acudido buscando ayuda y una salida para sus problemas de adicciones.

“Ahora somos libres porque Cristo nos liberó. Manténganse firmes en la libertad y no vuelvan a la esclavitud.” – Gálatas 5:1-22