REMAR ONGD INTERNACIONAL festeja el cambio de año

Las casas de acogida y residencias que la ONGD REMAR INTERNACIONAL gestiona en los 72 países en los que se encuentra presente, han aprovechado estos días de consumismo y alegría, algunas veces superficial, para celebrar comidas y cenas de hermandad.

Como cada año las personas de la ONG Remar se juntan para celebrar en familia el año nuevo.

Las casas de acogida y residencias que la ONGD REMAR INTERNACIONAL gestiona en los 72 países en los que se encuentra presente, han aprovechado estos días de consumismo y alegría, algunas veces superficial, para celebrar comidas y cenas de hermandad, reparto de alimentos a los hogares más necesitados, recogida y entrega de juguetes, reuniones de oración y agradecimiento a Dios por todas las bendiciones y el amor de los que les hace destinatarios y múltiples actos destinados a concienciar a la sociedad llevándola esperanza, justicia y amor.

En las diferentes instantáneas que acompañan esta noticia podemos observar la gran felicidad y el derroche de amor que en éstas casas de acogida se comparten entre voluntarios y usuarios. Una felicidad que no es exclusiva de estas fechas concretas si no que se extiende a lo largo de todo el año y entre los miles de kilómetros que, en muchos casos, separan a los voluntarios entre si y de sus familias.

“Cena

Cena de Nochebuena 2014 en Remar Chile.

Para la ONGD REMAR INTERNACIONAL no importan las distancias ni las características personales de las personas a las que asiste y, al igual que en 2014 y los 32 años desde su fundación, en 2015, seguirá llevando bendiciones a los que nada tienen. Seguirá en 2015 ejerciendo de correa de transmisión de SU amor y de SU justicia a los más desfavorecidos del mundo.

“Cena

Cena de Nochebuena 2014 en Remar España.

La ONGD REMAR agradece desde estas líneas a todos los particulares y empresas que colaboran en hacer posible que éste amor y ésta esperanza fluyan para salvar vidas y rescatar al caído. Gracias porque SU corazón es inmenso y SU ayuda siempre llega.

REMAR 33 AÑOS…porque SU amor nos impulsa