ONGD REMAR llena de esperanza y amor la República Dominicana

La ONGD REMAR INTERNACIONAL informa con puntualidad de los envíos mensuales de contenedores desde diferentes puntos del planeta a las delegaciones que tiene en 72 países en los que opera. Rara vez se informa de la llegada de estos contenedores y de la reacción de los beneficiarios.

REMAR REPÚBLICA DOMINICANA ha recibido un contenedor de ayuda humanitaria cargada de artículos de primera necesidad y vestuario.

La ONGD REMAR INTERNACIONAL informa con puntualidad de los envíos mensuales de contenedores desde diferentes puntos del planeta a las delegaciones que tiene en 72 países en los que opera. Rara vez se informa de la llegada de estos contenedores y de la reacción de los beneficiarios.

En el reportaje que hoy se ofrece desde esta página podemos ver el contenido de uno de los contenedores recibidos por REMAR REPÚBLICA DOMINICANA en el que llegaban artículos de primera necesidad y vestuario. Los niños que residen en las casas de acogida que la ONGD tiene abiertas y con un 100% de ocupación han recibido con ilusión y gratitud esta ayuda.

La importancia del envío de contenedores es muy grande ya que las dificultades de financiación de las delegaciones de REMAR en determinados países no resulta fácil y sin la ayuda externa que se envía desde España, Reino Unido o Estados Unidos en el caso de Haití y República Dominicana, la perfecta atención integral de los usuarios, en muchos casos niños abandonados que son recogidos por REMAR a petición de las autoridades de estos países, no sería factible.

El gran amor que Dios ha puesto en la obra de REMAR y en sus misioneros tiene reflejo en este trabajo diario que lleva a miles de personas cada año a encontrar un futuro pleno de posibilidades.

REMAR agradece a empresarios y particulares por su aportación a estos envíos de esperanza y amor. Las necesidades van en aumento y el coste de flete de estos contenedores supone un gran esfuerzo a la economía de la ONGD por lo que aprovechamos para apelar a la solidaridad y al amor de nuestros visitantes para que den el paso que separa la vida de la muerte y la acción solidaria de la indiferencia, aportando en las medidas de sus posibilidades a estas acciones que sirven para mejorar el mundo. Muchos pocos logran un mucho.

“esperanza “esperanza

REMAR 33 AÑOS… porque el Amor de Dios nos impulsa