REMAR ONGD INTERNACIONAL y los objetivos del milenio

Desde 1982 la ONGD REMAR INTERNACIONAL viene luchando por la erradicación de la pobreza extrema y del hambre con unos resultados evidentes en muchos de los países en los que desarrolla su labor. 

Desde 1982 la ONGD REMAR INTERNACIONAL viene luchando por la erradicación de la pobreza extrema y del hambre

“REMAR

En el año 2000 los 189 países que componen la ONU acordaron ocho objetivos, propósitos, de desarrollo humano. Ocho temas prioritarios de la agenda internacional que eran considerados graves y radicales. La fecha que se pusieron era la de 2015 y ya hemos llegado a la misma sin que se pueda considerar que se hayan cumplido esos propósitos clave para la vida de millones de seres humanos en los cinco continentes. Bien al contrario, las crisis económicas, los conflictos bélicos, el avance del terrorismo yihadista y hasta el cambio climático, han empeorado, a pesar de los esfuerzos, algunos de los indicadores alarmantes que llevaron a plantear esta agenda humanitaria.

Desde 1982 la ONGD REMAR INTERNACIONAL viene luchando por la erradicación de la pobreza extrema y del hambre con unos resultados evidentes en muchos de los países en los que desarrolla su labor. El sistema solidario basado en el evangelio y la vida comunitaria de acuerdo a los valores cristianos han logrado que cientos de miles de personas saliesen de la pobreza extrema y encontrasen un camino de dignidad y esperanza para encauzar sus vidas. Personas que no tenían techo, que estaban abandonadas o repudiadas por sus familias y por la sociedad llamaron a las puertas, siempre abiertas, de la ONGD REMAR INTERNACIONAL y se encontraron con una ayuda sin cuestionamientos ni apriorismos. Los miles de voluntarios que se entregan cada día por amor a Dios y al prójimo en esta ONGD saben lo que es luchar con la pobreza y el hambre, muchas veces por experiencia propia, y reciben con soluciones a los necesitados.

En 2015 ni la ONU ni REMAR han conseguido erradicar la pobreza extrema y el hambre pero la ONGD sigue en la lucha del día a día llamando a la conciencia de instituciones, empresas y particulares para que les ayuden a ayudar y, aun no siendo una misión totalmente cumplida, es cierto que el Amor de Dios puesto en los hombres y mujeres que forman la base de la obra solidaria es un gran acicate para no desmayar y continuar en la brecha este 2015 y el tiempo que siga habiendo necesitados en cualquier rincón del mundo.

“REMAR “REMAR “REMAR “REMAR “REMAR

REMAR 33 AÑOS…porque SU amor nos impulsa