Remar Rumanía, junto con la Fundación Mensajeros de la Paz España, ha inaugurado el nuevo comedor social gratuito en la ciudad de Oradea, al norte de Rumanía, con el objetivo de repartir diariamente una comida caliente entre las personas más necesitadas de la ciudad.

 

Estamos contentos de poder tener un nuevo local para el desarrollo de esta actividad que los voluntarios de Remar vienen haciendo ya desde hace meses. Damos gracias a Dios por este proyecto y a la Fundación Mensajeros de la paz España por su colaboración y estar involucrados en el proyecto.

 

Diariamente se viene repartiendo alimentos en la ciudad de Oradea a más de 100 familias en estado vulnerable.

A las nuevas instalaciones del comedor social, ubicadas en calle Alexandru Vlahuta 2, pueden acudir las personas que lo necesiten, de lunes a viernes de 12.30 a 14.30 horas para recibir además de un plato de comida caliente, acompañamiento, ayuda espiritual, consejería y amistad. El comedor social será por tanto un lugar de encuentro y ayuda espiritual.

También damos muchas gracias al Banco de Alimentos Petru en Oradea, a European Food, a Lidl Rumanía, y a todas las personas particulares y voluntarios que donan mensualmente alimentos y tiempo de voluntariado para poder desarrollar proyectos como este. A todos, gracias por su ayuda.

 

Desde el año 2004 REMAR comenzó su obra social desarrollando programas en favor de los más necesitados en Rumanía. Nuestro trabajo comenzó en Oradea y en el año 2005 REMAR llegó a Bucarest, donde se estableció la sede social de la Fundación, empezando a trabajar rápidamente en la ayuda a todo tipo de necesitados, ofreciendo una ayuda integral y completamente gratuita a las personas que acogemos en nuestras casas.

Remar Rumanía desarrolla programas de atención a todo tipo de personas en riesgo de exclusión social, víctimas de la pobreza y personas con problemas de adicciones a drogas o alcohol, además de atención a mujeres y niños, ofreciendo plazas en casas hogar para su rehabilitación y recuperación.

Y comieron todos, y se saciaron; y recogieron lo que sobró de los pedazos, doce cestas llenas.”
– Mateo 14:20