EnglishFrenchSpanish

Remar SOS actualización del trabajo que se continúa realizando en Ucrania

Incluso si los medios de comunicación ya no informan sobre la situación en Ucrania, la situación continúa siendo muy difícil y muy precaria. El aumento de los precios de los alimentos, la escasez de combustible y el alza en los precios de los alquileres, son la razón por la que muchos de los 7,1 millones de refugiados en Ucrania viven en la pobreza y con la premura que el invierno está por venir.

En Ucrania, la ONG REMAR desde que estalló la guerra, ha estado operando en el territorio y las regiones fronterizas de Ucrania en Polonia y Rumanía, donde los equipos de voluntarios se ocupan de familias y personas refugiadas en varios lugares.

Uno de los trabajos que realiza REMAR es cuidar, informar y captar refugiados en situaciones extremadamente difíciles, ya que cuentan con muy pocas provisiones para el viaje, la escasez de alimentos y el hambre son un problema constante para los desplazados internos.

En este momento, REMAR atiende a alrededor de 3,500 refugiados todos los días, con alojamiento en hoteles en Rumania y Polonia. En su mayoría, se trata de madres con hijos que necesitan protección y alojamiento temporal. Siempre que es posible, llevamos a estas personas a su destino y dentro de Ucrania, proporcionamos alojamiento y comidas calientes, a quienes buscan ayuda. Además de ello se distribuyen paquetes de alimentos a más de 1,500 familias en Lviv, Ucrania.

Damos gracias a Dios porque REMAR continúa siendo una luz de esperanza para miles de personas refugiadas en Ucrania, sin cansarnos de hacer el bien, seguimos brindando apoyo, amor y compasión a una población que sigue necesitando de toda nuestra ayuda.