Icono del sitio REMAR Internacional

Remar SOS Brasil en los barrios más golpeados

Remar SOS actúa en los barrios más golpeados y marginales de Sao Paulo, repartiendo alimentos entre la población más vulnerable. Al ver la necesidad, los voluntarios de Remar Brasil se ponen en marcha.

 

La situación actual en Brasil es crítica, el mundo ha llegado ya a los 100 millones de casos de coronavirus, y Brasil se encuentra entre los 5 países que se han visto más afectados.

 

Según datos del 11 de febrero de 2021, la mayoría de casos de COVID-19 en Brasil han sido registrados en São Paulo. Este estado confirmó un total de 1.889.969 casos del nuevo tipo de coronavirus. Otros de los estados brasileños más afectados son Bahia, Santa Catarina y Paraná.

 

La pandemia ha golpeado muy duramente un país donde se palpa la desigualdad social. Brasil es uno de los países más desiguales del mundo. Mientras la clase alta vive con grandes lujos, la mayoría es pobre. «El origen de esa desigualdad está en la época colonial y en la esclavitud, pero ese proceso es continuo y se repite. Por eso no ayuda en nada mirar solo hacia el pasado”, escriben economistas del país.

La ONGD Remar internacional tiene desde hace 20 años una intensa actividad solidaria en la República de Brasil, en la que da atención integral a miles de personas en situación de necesidad extrema, y apoya a las autoridades del país en la solidaridad, la prevención de las adiciones y la protección infantil.

 

Al ver la gran necesidad que sufre la mayoría de la población, los voluntarios de Remar Brasil reparten alimentos en los barrios más golpeados, en la Comunidad necesitada del Barrio Tijuco Preto, Cumbica, en Guarulhos.

 

Guarulhos es un municipio brasileño del estado de São Paulo. Guarulhos es la segunda ciudad más poblada del estado y la décimo segunda de Brasil, donde la mayoría de la población vive en estado de pobreza.

 

Y es que la necesidad es mucha, vemos en las fotos las largas colas de gente que acuden para recibir su alimento. Por eso Remar SOS actúa sin descanso, buscando la provisión para poder compartir con los demás. Damos gracias a Dios por esta oportunidad de actuar. Todos podemos ser solidarios.

Pero el que tiene bienes de este mundo, y ve a su hermano en necesidad y cierra su corazón contra él, ¿cómo puede morar el amor de Dios en él? - 1 Juan 3:17

Salir de la versión móvil