Remar SOS Croacia en el terremoto

En el año del coronavirus, Croacia ha sufrido, además, dos terremotos letales, y Remar SOS en Centro Europa actúa para llevar palabras de aliento y ayuda a los lugares donde se necesita.

 

El testimonio de quienes lo han vivido de cerca es impactante. ¨Entramos en otra experiencia, donde nosotros mismos nos sentimos y fuimos participantes del miedo en esos momentos difíciles. Nuestra casa fue sacudida por un terremoto masivo; y en esos momentos estábamos como cualquier otro hombre; algunos estaban en casa, otros en el trabajo, algunos en el supermercado, algunos en el hospital¨.

El pasado mes de marzo al comienzo de la pandemia ocurrió el primer terremoto, y el segundo, el del pasado día 29 de diciembre, con epicentro en la ciudad de Petrinja, unos 50 kilómetros al sur de la capital, ha sido más intenso y ha causado al menos la muerte de siete personas. El seísmo se ha sentido en 12 países de los Balcanes y Centroeuropa. Los Balcanes son una zona de fuerte actividad sísmica y los sismos son frecuentes.

 

Muchos de los edificios de la ciudad de Petrinja, epicentro del seísmo, así como de localidades de la zona, han sido dañados o derrumbados.

«Petrinja está en ruinas. Hay muertos y heridos, hay desaparecidos. No hay casa que no haya sido dañada. Las ambulancias no pueden llegar a todos los lugares. Es un caos», dijo el alcalde local, a la emisora de Radio Croacia. Las imágenes de la ciudad, donde viven unas 20.000 personas, mostraban el colapso de techos y calles con ladrillos y escombros.

Y los voluntarios de Remar SOS en Croacia, con un corazón misericordioso y compasivo, llenos de amor por aquellos que están sufriendo, se han puesto en marcha desde el primer momento para socorrer a aquellos que lo necesitan, llevando alimentos y agua, pero sobre todo, palabras de consuelo y ánimo, un mensaje de esperanza en medio del dolor.

Y nos cuentan sus emociones: ¨En esos momentos terribles no sabes lo que pasará, no sabes si tu techo se derrumbará o tu casa se derrumbará. El miedo en esos momentos es tan fuerte que no sabes si te salvarás. Tu corazón está empezando a romperse, respirar se acelera y el miedo es completamente abrumador¨

 

¨ Toda Croacia vino a ayudar, en todos los sentidos. Muchos héroes ponen sus vidas en peligro y continúan haciéndolo al eliminar ruinas, al trabajar de la noche a la mañana sin descanso, a pesar de la frialdad y la lluvia que quiere prevenir e interferir con voluntarios, pero nada puede detenerlos¨

Damos Gracias a Dios por los héroes anónimos. Remar SOS