Acciones de ayuda para cientos de personas necesitadas

Remar SOS en Sudáfrica informe de acciones de ayuda para cientos de personas necesitadas en situación de emergencia

Los misioneros y voluntarios de la ONG REMAR en Sudáfrica en el extremo sur meridional de África, nos envían un informe de las acciones de ayuda que están brindando a cientos de personas necesitadas en ese país debido a la situación de emergencia por la Pandemia del Covid-19.

Diariamente decenas de familias se acercan a las oficinas centrales de REMAR en esa ciudad, ubicadas en Johannesburg Sur, The Hill, para pedir alimentos debido a la problemática que están viviendo, ya que muchas familias son extranjeras africanas y sus vidas están en riesgo ya que no tienen trabajo, comida, ni recursos económicos para proveer a sus familias.

Así mismo los voluntarios de REMAR SOS en Sudáfrica acuden periódicamente a los barrios más conflictivos y en extrema necesidad para dar alimentos, donde cientos de personas están pasando hambre, muchos niños se acercan a los vehículos de REMAR y en el mismo momento abren las bolsas de pan para saciar su hambre con mucha rapidez, pero también con gran alegría.

 

También REMAR SOS reparte alimentos a personas que están viviendo en las calles, como alcohólicos y drogadictos, llevando sopa, bocadillos, agua y meriendas, ofreciéndoles la posibilidad de ingresar a los centros de rehabilitación en esa ciudad y cambiar su forma de vida.

João Luís Guerra, Pastor y Director de REMAR Sudáfrica nos informa: “Dios nos está dando los recursos y estamos consiguiendo más donaciones en alimentos para que podamos enfrentar esta crisis y seguir dando a tantas personas que están pasando necesidad, Sudáfrica es un país que ya estaba en una crisis económica antes del confinamiento y ahora mucho más, pero nosotros estamos confiados en Dios y no tenemos temor. Por favor, oren por nosotros para que podamos continuar siendo provistos por Dios para compartir con más personas, es mucha la necesidad.”, concluyó.

REMAR SOS en Sudáfrica extendiendo sus manos de amor y compasión para cientos de personas que buscan ayuda.

“Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis”. Mateo 25:35