Remar SOS Milán acciones de amor y solidaridad

Remar SOS Milán acciones de amor y solidaridad por los más necesitados en situación de emergencia

Los misioneros y voluntarios de la ONG REMAR en Milán-Italia están trabajando en favor de decenas de personas que debido a la situación de emergencia por la Pandemia del Covid-19, han solicitado ayuda y refugio por no tener recursos económicos, quedarse sin empleo y sin un techo durante el tiempo de confinamiento.

Italia ha sido uno de los países más castigados por esta pandemia y desde el primer momento la ONG REMAR ha abierto sus puertas de ayuda y solidaridad, poniendo a disposición centros para refugiados donde en la actualidad en hay decenas de personas; se está haciendo el turno diurno en colaboración con la Associazione Senza Margini para dos centros de personas sin hogar uno con 45 hombres y otro con 47. A parte de ello durante todo el periodo que dure el confinamiento se está dando refugio en los Hogares de Acogida de REMAR a 24 hombres y 20 mujeres que se encontraban en situación de calle.

 

En cada uno de los centros de acogida los voluntarios de REMAR SOS en Milán brindan refugio, alimentación, ropa y todo lo necesario para las personas que han solicitado ayuda, además de darles palabras de ánimo y aliento en estos momentos tan difíciles.

Otra de las iniciativas de REMAR SOS en Milán, ha sido poner puestos gratuitos de alimentación en las calles, con diversos productos como fruta, verduras, lácteos, galletas, etc., para aquellas personas que no tienen disponibilidad económica para ir a comprar, facilitándoles llevar los alimentos que necesiten para ellos y sus familias. Así también se han realizado campañas de recogida de ropa en distintos puntos, para seguir dando apoyo y soporte a tantas personas necesitadas y refugiadas en los centros de acogida.

REMAR SOS en Milán con el mensaje “Seguimos adelante porque creemos en un futuro lleno de esperanza”, como dice Jeremías 29:11“Porque yo sé los planes que tengo para vosotros» —declara el Señor— «planes de bienestar y no de calamidad, para daros un futuro y una esperanza.”