Remar, reparto de juguetes y alimentos en las fechas navideñas en más de 70 países.

Continuamos recibiendo imágenes y reportajes de la obra social que ha realizado la ONG Remar durante este tiempo pasado de Navidad, repartiendo alimentos, juguetes, ropa y productos de primera necesidad, en lugares tan diversos, lugares tan distantes, porque Remar es una ONG que trabaja en beneficio de las personas más desfavorecidas en más de 70 países.

 

Argentina.

Remar Argentina, familias y niños que están pasando situaciones de necesidad, reciben alimentos y juguetes para estas navidades. Voluntarios de la ONG estuvieron repartiendo 100 bolsones de mercadería y 100 bolsones de juguetes en los barrios más carenciados de Bahía Blanca, ciudad de la provincia de Buenos Aires. Este año, debido a la pandemia por Covid, vemos que la necesidad en las familias ha aumentado. Cada uno de ellos manifiesta su agradecimiento por esta muestra de amor y misericordia.

 

Haití

Normalmente nos acordamos de Haití para hablar de las tragedias que atraviesa la población de este país.

 

En estas fotos comprobamos que los niños y niñas acogidos en los hogares de Remar han podido pasar unos buenos días festivos. Lo más importante, tener el amor y el Gozo que de forma sobrenatural llena sus corazones.

 

Los misioneros voluntarios de Remar han preparado para ellos unas actividades muy especiales, para que puedan disfrutar de este tiempo navideño.

 

Como siempre, damos las gracias a voluntarios, y donaciones de empresas y particulares, que con sus donativos hacen posible cada regalo. Gracias porque son sensibles a la necesidad de los demás, y colaboran.

 

Remar trabaja en beneficio de la infancia más desfavorecida en Haití, con casas de acogida para menores, y talleres de formación.

 

«Si yo hablara lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe. Y si tuviera profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe, de tal manera que trasladara los montes, y no tengo amor, nada soy.»