Remar Haití, respuesta ante la Necesidad.

Remar Haití trayendo una respuesta ante la necesidad de tantos habitantes que tienen un nivel de vida bajísimo.

 

En un país proclive a los desastres naturales como Haití, que todavía trata de superar los estragos del devastador terremoto de 2010, la actual crisis económica que atraviesa el país, ha empujado a los haitianos a echarse a las calles. Las últimas semanas hemos visto protestas y manifestaciones reclamando una mejora de la situación para la población más vulnerable.

 

Haití es un país pequeño situado en el Caribe, con una población de algo más de 11 millones de habitantes, que se encuentra en el puesto 173 en relación a los 196 países del ranking de PIB per cápita. Sus habitantes tienen un bajísimo nivel de vida.

Respuesta ante la necesidad de los haitianos que están entre los que peor calidad de vida tienen del mundo.

En cuanto al Índice de Desarrollo Humano o IDH, que elabora las Naciones Unidas para medir el progreso de un país y que en definitiva nos muestra el nivel de vida de sus habitantes, indica que los haitianos están entre los que peor calidad de vida tienen del mundo.

 

Es la difícil realidad a la que se enfrentan miles de familias todos los días.

 

Y en medio de esta situación, permanecen, constantes, los voluntarios de la ONG Remar, esforzándose por socorrer a los más vulnerables.

Remar Haití comenzó con un grupo de voluntarios enviados desde Remar España en el año 2005, con la visión de ayudar al necesitado, y ofrece desde entonces asistencia social a población marginal, a través de los diferentes programas que desarrolla para la atención de adultos, mujeres y de atención a la infancia, niños y niñas abandonados, huérfanos y/o enfermos.

Comparten su pan con el hambriento, y tratan de suplir las necesidades básicas de la población. Trayendo una respuesta ante la necesidad. Sobre todo, transmitir el mensaje de amor por el prójimo, dando palabras de ánimo y esperanza.

¡Tiempo de bendicion!
“Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.” - 1 Juan 4:21
Damos Gracias a Dios porque hoy fueron bendecidas muchas personas necesitadas.