Signo editores dona a la Fundación Remar sillones y colchones valorados en 27.000 euros.

La fundación actúa en 70 países, ofreciendo tanto alimentos, como educación, ropa, atención médica y vivienda a los más desfavorecidos. En España, comenzó su andadura en 1982, centrada en un principio en rehabilitar a las personas con dependencia al alcohol o a las drogas.

 

“donación"

La situación económica ha causado un aumento de personas que buscan la ayuda de la Fundación Remar.

Madrid, XX de febrero de 2013.- Abrir las puertas para recibir a todas aquellas personas que se encuentran en situación desfavorecida, sin un techo donde vivir y apenas alimentos para llevarse a la boca. Este es el principal objetivo de la Fundación Remar, que comenzó su andadura hace ya tres décadas para tenderle la mano a todo aquel que lo necesite.

La fundación actúa en 70 países, ofreciendo tanto alimentos, como educación, ropa, atención médica y vivienda a los más desfavorecidos. En España, comenzó su andadura en 1982, centrada en un principio en rehabilitar a las personas con dependencia al alcohol o a las drogas. Las crecientes necesidades de otros colectivos orientó la línea de colaboración de Remar, en la actualidad volcada en ofrecer a los más desfavorecidos una vida lo más digna y segura posible.

Tras sus inicios en Vitoria, su continuo crecimiento ha permitido que en la actualidad la organización esté presente en todas las provincias. Un crecimiento necesario ya que desde el inicio de la crisis ha aumentado la demanda de ayuda en torno al 40%. Además, “cada vez son más los españoles -algunos de ellos tenían una situación acomodada- que acuden cada semana en busca de las bolsas con alimentos que repartimos”, indican desde la organización.

En Remar no existen límites en cuanto al número de plazas disponibles, ni respecto al tiempo de permanencia en sus centros. Cualquier persona que necesita ayuda tiene un espacio en el centro. Entre sus servicios se encuentra ofrecer alojamiento, en viviendas familiares o residencias. También, semanalmente reparten bolsas de alimentos.

El centro de Remar en Madrid, ubicado en la carretera que une Aljavir y Daganzo, desprende de su interior la calidez de un verdadero hogar. Los residentes no pagan nada por el alojamiento y manutención que reciben pero, a cambio, colaboran voluntariamente en los establecimientos solidarios.

Tiendas rastros de muebles y ropa; lavadero de coches; talleres de cerrajería, carpintería, mecánica y pintura; imprentas; medios de comunicación;  granjas agrícolas y ganaderas; fábricas de productos de limpieza, etc. son algunas de las tiendas solidarias gestionadas por Remar, fuente de financiación para mantener la actividad social.

 

257 colchones y 8 sillones

Signo editores, sensibilizada con la importante labor desempeñada por esta fundación, lleva varios años colaborando con Remar.

En concreto, la compañía editora ha donado un total de 257 colchones y 8 sillones, lo que en términos económicos supone una ayuda de 27.000 euros. Dos televisores LCD, teléfonos, un homecinema, 25 cafeteras, 32 monitores y un tensiómetro son otros de los productos donados.

Signo editores no sólo destaca por el servicio de calidad que ofrece a sus clientes, sino también por su compromiso con la sociedad. Para esta empresa es un deber colaborar con las fundaciones, gracias a las cuales, muchas personas encuentran una salida digna a su precaria situación.

En esta ocasión, la aportación ha consistido en colchones y sillones de excelente calidad, como avala la satisfacción de los clientes.

Sobre Signo Editores

La empresa española Signo Editores (www.signoeditores.es) cuenta en la actualidad con más de 800 empleados y colaboradores y dispone de 25 oficinas en España. En los últimos años ha invertido más de 3 M€ en la renovación de su fondo editorial, cuya comercialización realiza en venta domiciliaria a crédito combinada con ofertas de productos diversos.

Signo editores dispone de 8.500 m2 en varias naves para el desarrollo de su actividad logística. En 2008 la empresa recibió un primer premio en conciliación laboral, y desde hace años mantiene políticas activas de igualdad, retribución flexible y trabajo a domicilio, entre otras medidas internas de recursos humanos.

REMAR 30 AÑOS de Amor al Prójimo… y solo es el principio.