Gestionar el tiempo en familia: Un regalo invaluable. Consejos prácticos para fortalecer los vínculos familiares.

En la sociedad actual, donde el ritmo de vida parece acelerarse cada vez más, encontrar tiempo para la familia puede ser un verdadero desafío. Un estudio reciente reveló que el 75% de las personas siente que no tiene suficiente tiempo para su familia.

Las principales causas de esta falta de tiempo son:

  • Las largas jornadas laborales: El 40% de las personas trabaja más de 40 horas a la semana.
  • Las responsabilidades del hogar: El 60% de las personas dedica más de 2 horas al día a las tareas domésticas.
  • Las actividades extracurriculares: El 70% de los niños participa en actividades extracurriculares.
  • Las distracciones digitales: El 80% de las personas pasa más de 2 horas al día en dispositivos electrónicos.

 

La falta de tiempo para la familia puede tener consecuencias negativas como:

  • Deterioro de las relaciones familiares.
  • Aumento del estrés y la ansiedad.
  • Disminución del bienestar emocional.
  • Problemas de comportamiento en los niños.

 

Sin embargo, es importante recordar que el tiempo en familia es un regalo invaluable que fortalece los vínculos, transmite valores y crea recuerdos imborrables. Regalar tiempo es una forma de expresar amor, tal como lo hizo Jesús al dedicar tiempo a sus discípulos y a las personas que lo necesitaban.

En los siguientes consejos, te mostraremos cómo gestionar bien el tiempo en familia para que puedas disfrutar de momentos de calidad con tus seres queridos.

Consejos para gestionar bien el tiempo en familia:

 

1. Priorizar el tiempo en familia:

  • Establecer momentos específicos para la familia en el calendario, como la cena, las actividades de fin de semana o los devocionales juntos.
  • Apagar los dispositivos electrónicos y las distracciones durante estos momentos para enfocarse en la interacción y la comunicación.

 

“Por tanto, tengan cuidado cómo andan; no como insensatos sino como sabios,  aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.” Efesios 5:15-16

 

2. Planificar actividades juntos:

  • Elegir actividades que disfruten todos los miembros de la familia, como juegos de mesa, deportes, salidas al aire libre o proyectos creativos.
  • Involucrar a los niños en la planificación de las actividades para que se sientan parte importante de la familia.

 

“Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo.” Colosenses 4:5

 

3. Delegar tareas y responsabilidades:

  • Distribuir las tareas domésticas entre todos los miembros de la familia de acuerdo a su edad y capacidad.
  • Enseñar a los niños a colaborar y ser responsables desde pequeños.

 

“Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” 

Proverbios 22:6

 

4. Simplificar la vida:

  • Evitar sobrecargarse de actividades extracurriculares y compromisos que no dejen tiempo para la familia.
  • Aprender a decir “no” a las cosas que no son esenciales para centrarse en lo realmente importante.

 

“Enséñanos a contar de tal modo nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría.” 

Salmo 90:12

 

5. Crear tradiciones familiares:

  • Establecer prácticas o rutinas que fortalezcan la identidad y la unidad familiar, como celebrar juntos las reuniones familiares, realizar devocionales o compartir historias.
  • Transmitir estas prácticas o costumbres  a las nuevas generaciones para que perduren en el tiempo.

 

“Estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón.  Las enseñarás diligentemente a tus hijos, y hablarás de ellas cuando te sientes en tu casa y cuando andes por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes.” Deuteronomio 6:6-7

 

6. Aprovechar los momentos cotidianos:

  • Convertir los momentos cotidianos, como las comidas o los viajes en coche, en oportunidades para conversar, compartir y conectar con la familia.
  • Utilizar estos momentos para enseñar valores cristianos a través de historias, ejemplos y reflexiones.

 

“El principio de la sabiduría es el temor del Señor, Y el conocimiento del Santo es inteligencia.” Proverbios 9:10

 

7. Buscar momentos de descanso y desconexión:

  • Es importante reservar tiempo para el descanso y la relajación individual y familiar.
  • Planificar actividades que permitan a la familia recargar energías y disfrutar del tiempo juntos.

 

“A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.” 1 Timoteo 6:17

 

8. Orar por la familia:

  • Pedir a Dios sabiduría para gestionar el tiempo de forma eficaz y fortalecer los vínculos familiares.
  • Agradecer por las oportunidades de compartir tiempo de calidad en familia.

 

“También os digo que si dos de vosotros se pusieren de acuerdo en la tierra sobre cualquiera cosa que pidieren, les será hecho por mi Padre que está en los cielos.”  

Mateo 18:19:

Conclusión:

Gestionar bien el tiempo en familia es un desafío, pero no imposible. Al seguir estos consejos y priorizar el tiempo de calidad con los seres queridos, podemos fortalecer las relaciones, transmitir valores y crear recuerdos que durarán toda la vida. Regalar tiempo es una forma de expresar amor, es una manera de seguir el ejemplo de Jesús.

 

Recuerda:

  • El tiempo en familia es un regalo invaluable.
  • Regalar tiempo es una forma de expresar amor.
  • Dios nos da la sabiduría para gestionar el tiempo de forma eficaz.

 

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Santiago 1:5