XXI CONGRESO REMAR PORTUGAL

REMAR ONGD INTERNACIONAL ha finalizado el XXI Congreso de REMAR PORTUGAL con una fiesta de solidaridad, amor y misericordia.

LA GRAN FIESTA DEL AMOR Y LA MISERICORDIA

El pasado domingo se clausuró el vigesimoprimer Congreso de REMAR PORTUGAL que se ha celebrado en la ciudad de Lisboa desde el viernes 19 hasta el domingo 21 de junio en lo que han sido tres jornadas de trabajo y de reunión de los obreros, voluntarios y misioneros que la ONGD REMAR INTERNACIONAL tiene en el vecino país y en los continentes americano y africano.

“XXI “XXI

En el congreso ha participado al completo la dirección de la ONGD encabezada por su presidente Miguel Díez, el vicepresidente, Javier Jiménez, el secretario general, Ramón Ubillos y los responsables de REMAR PORTUGAL, Luis Miguel Dos Santos y don Luis Filipe Macedo. Otros panelistas compartieron sus testimonios y propuestas en el estrado de este congreso por el que han pasado centenares de personas relacionadas con la ONG y autoridades de Portugal.

“XXI “XXI

REMAR PORTUGAL es una de las delegaciones más activas y de las que más misioneros y voluntarios aporta al trabajo general de la ONGD, siendo de esa nacionalidad los responsables en varios países de África y de América. La obra benéfica solidaria que se desarrolla en el hermano país es muy importante con casas de acogida, comedores sociales, talleres terapéuticos y atención inmediata a personas en situación de necesidad o familias con problemas de todo tipo.

“XXI “XXI

El XXI Congreso ha sido una ocasión para la reflexión y el hermanamiento al que han acudidos desde todos los puntos de Portugal y de España para compartir experiencias y planificar actuaciones conjuntas para el nuevo curso entre las que destacan las nuevas aperturas de casas de acogida y talleres así como el envío de ayuda humanitaria a países en situación de emergencia.

“XXI “XXI

 La presencia de Dios y la llenura del Espíritu Santo han dominado estos días de celebración que compartimos desde esta página.

“XXI “XXI

 REMAR 33 AÑOS…porque el Amor de Dios nos impulsa