Finaliza el XXIV Congreso Remar Internacional.

Finaliza el XXIV Congreso Remar Internacional.

El congreso nº XXIV de Remar Internacional, ha sido, sin ninguna duda, una gran bendición para el ministerio.

Se realiza a continuación de 3 días de reunión de obreros y voluntarios de REMAR en la que hubo abundante ministración de Palabra, talleres, comunión unos con otros y un largo etc. que propicia el crecimiento y la madurez de los siervos y siervas que tienen responsabilidad en Remar y Cuerpo de Cristo, recibiendo visión, fuerzas y ánimo para enfrentar el nuevo año que para nosotros comienza después del congreso, pues éste  es la culminación de ese ciclo temporal  en el que se ha desarrollado el trabajo específico de este ministerio y obra social.

Esas reuniones anteriores al Congreso se han caracterizado por la reflexión sobre nuestro comportamiento ante las grandes demandas de la sociedad hoy día, las nuevas estrategias que Dios quiere usar en nuestro tiempo, el retorno también al primer amor y a la renovación en la entrega a Dios y a su servicio, también  hay que destacar como de gran importancia el análisis de los errores cometidos, manifestando la humildad al reconocerlos y buscando sanidad, perdón y restauración, sabiendo que con ello agradamos a Dios y obtenemos una verdadera victoria sobre nuestras debilidades, madurando espiritualmente al hacerlo.

El congreso al que han asistido hombres y mujeres de todas las provincias de España, y de varios países de Europa, Inglaterra, Italia, Suiza, Croacia, Holanda, etc, además de las visitas oportunas de misioneros de otros países, como los responsables de El Salvador, Ecuador, EEUU, etc.

Pudimos contar con la participación de diferentes pastores de la iglesia cuerpo de cristo, Miguel Díez (presidente y fundador de la iglesia cuerpo de Cristo y la ONG REMAR), Ramón Ubillos (Secretario general de la ong remar), Javier Jiménez, Francisco de Asis Gómez, Benito Chicharro, Jose Luis López, Carlos Reich y Eduardo Zarazaga, con el lema «Ministerios».

Podemos destacar la campaña en las calles de Mejorada del Campo, con la predicación del evangelio y oración por multitud de enfermos. La alabanza que postró los corazones en adoración a nuestro Señor, poniéndole en el trono de nuestras vidas y del ministerio. La palabra, que se derramó  madura, ejemplar a través de los diferentes pastores del ministerio. La comunión entre todos, fue un gozo compartido. Hay que destacar el servicio de todos los hermanos, en las comidas, con el sonido, los medios audiovisuales, en las tiendas, en el congreso específico de los niños con sus ministraciones y actividades particulares, solo tenemos motivos para dar gracias a Dios por sus bondades, por todo lo que hemos vivido en estos días tan intensos, sobre los que tenemos que meditar y reflexionar para que no se desvanezca su experiencia sino que podamos retenerla y utilizarla como sabiduría práctica que nos haga más útiles y de mejor testimonio en este mundo.

En definitiva podemos destacar que ha sido un año más, de los 31 que la ONG REMAR lleva restaurando vidas, un año mas de compromiso, de nuevas expectativas, y de ilusión por hacer de este mundo un lugar mejor.

Finaliza el XXIV Congreso Remar Internacional.